RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
0

¡PAREN ROTATIVAS, SOY WALTER BURNS!




Primera plana es una obra que ha tenido varias versiones; una con Adolphe Menjou y Pat O’Brien, The front page , otra del mismo título con Jack Lemmon y Walter Matthau, hasta hay una adaptación al mundo de la televisión con Kathleen Turner y Cristopher Reeve llamada Interferencias... Pero para mi la mejor adaptación es la de Howard Hawks, Luna nueva, aunque hay quien prefiera la de Billy Wilder.
Hawks decidió que la historia ganaba si el personaje de Hildy era mujer en lugar de hombre, con lo que su rivalidad con Walter Burns tenía nuevos matices y todo se llevaba su terreno favorito: la guerra de sexos; mujeres muy echadas p’alante, ganando normalmente el terreno al hombre, que no sabe como reaccionar ante esta nueva situación.
Hildy (Rosalind Russell) es una periodista que sabe ser tan dura como un hombre (como toda heroina de Hawks que se precie), pero está cansada de ir siempre detrás de la noticia, y quiere llevar una tranquila vida de ama de casa con un aburrido agente de seguros, Bruce (un deliciosamente paleto Ralph Bellamy) . El problema es cuando se lo explique a su ex-marido y ex-jefe, Walter Burns (Cary Grant), que es un auténtico y grandísimo hijo de su madre, capaz de mentir y manipular a quien sea, y como no quiere perder a su mejor periodista (¿ o tal vez no quiere perder a su mujer? bueno, conociéndole la primera opción es la más importante), recurrirá a toda una serie de engaños para que se quede; no dudará en robar al novio de su mujer, darle dinero falsificado, hacer que le metan en la cárcel, o que metan en la cárcel a la futura suegra de Hildy.... todo eso en una sola noche.
El único, insuperable e inimitable Cary está en su salsa haciendo de sinverguenza irresistible, ya que ese tipo de papeles le van como anillo al dedo ( descripción de él que da Bruce : “ Me gusta. Tiene mucho encanto “; respuesta de Hildy: “ Bueno, le viene de familia, su abuelo era una serpiente “) y Rosalind Russell consigue estar a su nivel, sin dejarse avasallar . La complicidad que hay entre ellos es total, y es una delicia ver la manera en que ella asume la manera de ser de Walter, sabiendo qué puede esperar de él.
En esta comedia a ritmo endiablado de ametralladora, marcado por las conversaciones telefónicas (el tercer protagonista en importancia de la película es el teléfono), se tratan temas como la pena de muerte, la corrupción política o el sensacionalismo de los periódicos, como si tal cosa, sin dejar respirar al espectador.
Finalmente Hildy comprenderá que lo suyo no es estar en casa con un delantal y cambiando pañales, sino donde esté la acción, escribiendo la noticia.... y para eso no hay mejor compañía que Walter... aunque no consigan ir a las cataratas del Niagara..
 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy