RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
0

DEMASIADO CALOR




“Hace calor, hace calor” dice la canción de Los Rodriguez. Las altas temperaturas alteran el comportamiento de la gente, y si no que se lo pregunten a los protagonistas de esta película.
Fuego en el cuerpo fue la primera película como director de Lawrence Kasdan, que anteriormente había trabajado como guionista, y la verdad es que no pudo empezar mejor.
Homenajeando al cine negro de los años 50, con su obligada femme fatale por enmedio, Kasdan actualiza la historia , y como los tiempos han cambiado, si antes las famosas femmes siempre acababan mal (el cine negro siempre fue mas bien machista), aquí la mujer acaba ganando, y si una de las claves de las femmes fatales del cine negro era su fuerte carga sexual, que entonces sólo podía ser sugerida, Kasdan aquí nos la muestra en todo su esplendor, con cuerpos de escándalo como los de Kathleen Turner y William Hurt
La sensación de calor que da la película es agobiante y contagiosa : gente sudorosa, ventiladores...., a la que se añadirá otro calor, el que sienten los protagonistas. Ted Danson y Mickey Rourke hacen de secundarios, como aliciente añadido.
Pero vayamos a la historia: En uno de los veranos mas calurosos que se recuerdan en Florida, Ned (William Hurt); un abogado que tiene una cierta fijación por las chicas con uniforme, conoce a una mujer fascinante, Matty, (la maravillosa Kathleen); ella está casada y le rechaza, pero tras una escena de fuerte tensión erótica (cada uno a un lado de una puerta de cristal, mirándose), acaba entregándose a el. A partir de entonces no podrán estar el uno sin el otro, por lo que el marido de ella se convertirá en un estorbo (con gente así los abogados divorcistas se irían al paro); aunque al principio Ned se resiste a las sugerencias de Matty de matarlo, acabará cediendo . Sus amigos desde el primer momento no pararán de aconsejarle que no se fíe de Matty y que la deje, pero él la desea demasiado. Asesinarán al esposo, pero las cosas no saldrán como se esperaban... o al menos tal y como se esperaba Ned. Cuando finalmente descubra el maquiavélico plan de Matty, ya será demasiado tarde.
Estupendos William Hurt y Kathleen Turner, que rebosan química y física por los cuatro costados. Años mas tarde, Kasdan volvió a juntarlos en El turista accidental, en el que interpretaban a una pareja a años luz de la anterior
Se nota que Kasdan había sigo guionista, los diálogos son buenos, cortantes, directos como un puñetazo a la mandíbula, como en los buenos tiempos del cine negro:
“-No deberias llevar esa ropa"
-¿Por qué?. Sólo es una blusa y una falda.
- Entonces no deberias llevar ese cuerpo“;

"-Necesito que me cuiden. Alguien que se ocupe de mí. Que masajee mis músculos, que alise mis sábanas.
—Cásate.
—Lo necesito sólo por esta noche."

; en realidad ninguno de los dos protagonistas son unos santitos, tan sólo actúan movidos por la lujuria o la codicia, dentro del estilo de Perdición o El cartero siempre llama dos veces.
Como en el fondo soy una romántica, tengo la impresión que esa Matty que acaba sola tomando el sol en la playa echa de menos a Ned, aunque no fuera el primero en su lista de prioridades, pero ya se sabe que donde hubo fuego... (y ellos lo tuvieron como para tener ocupados a todo un cuerpo de bomberos) , además, hacían tan buena pareja !
 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy