RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
14

EL CHICO OSTRA




El pequeño Timmy no era un niño como los demás. Amaba a los monstruos, prefería vestir de negro y tenía una imaginación desbordante. Le encantaba dibujar, escribir o ver antiguas películas de terror... lo que llamamos un friki.
Su calidad como dibujante hizo posible que entrara a trabajar en los estudios de la Disney, pero él no estaba demasiado a gusto allí, su forma de ver las cosas era demasiado “oscura” para la casa del tio Walt; aún así, le permitió hace dos cortos en los que se podía apreciar su peculiar estilo: Frankenweenie, una parodia sobre Frankenstein, y Vincent, inspirado en los poemas de Poe y en uno de sus ídolos: Vincent Price, que se encargó de poner la voz.
Dió el salto a los largos con La gran aventura de Pee Wee y Beetlejuice, en las que el principal aliciente era su estética, aunque se notaba que aún le faltaba rodaje.
Su siguiente película, Batman, fue un enorme taquillazo, que contentó a los seguidores del comic, tanto que le pusieron en bandeja rodar la continuación, Batman returns, que puso en evidencia algo que ya se apreciaba en la anterior: le interesaba mas esa Gotham oscura, barroca, con sus villanos, tipo Pinguino, Joker o Catwoman, que el caballero murciélago en sí.
Eduardo manostijeras fue otro gran éxito, tanto de crítica como de público, una peculiar versión de el mito de Frankenstein, que le permitió trabajar con su gran ídolo Vincent Price en su última interpretación, sirvió para que la gente empezara a hablar de la “poesía” de Burton, y significó el primer trabajo de un trío de ases que ha resultado totalmente invencible: Burton, el actor Johnny Depp y el músico Danny Elfman. Johnny era un jovencito casi recién salido de una serie de televisión que le había convertido en un ídolo de quinceañeras, pero en Tim encontró una especie de alma gemela que le permitió hacer toda una serie de personajes excéntricos en los que se sentía muy a gusto, pudiendo ser, aparte de Eduardo manostijeras, un pésimo director de cine al que le gusta travestirse en Ed Wood (toda una declaración de amor de Burton a la serie Z), un extraño investigador en Sleepy Hollow (el homenaje más claro de Burton a la casa Disney) o un genial chocolatero en Willy Wonka y la fábrica de chocolate, estando a la espera de ver su barbero asesino de Sweeney Todd.
A Timmy también le gusta desmadrarse de vez en cuando y hacer el gamberro; aprovechó la oportunidad en Mars attaks!, divertidísima y llena de mala idea, pero sin duda la mejor invasión alienígena que ha habido, y también quiso hacer toda una superproducción con el remake de El planeta de los simios, que aunque tenía buenas ideas, sobre todo en el planteamiento de la forma de vida de los simios, contaba con un final flojo, cuando en la original el final era básico.
La muerte de su padre le afectó mucho (las relaciones padres/hijos nunca han sido demasiado buenas en sus películas), y eso hizo que rodara Big fish, la que se puede considerar una de sus filmes mas personales, sensibles y emotivos.
Su inquietud artística ha hecho que no deje de dibujar o escribir, uno de sus cuentos mas conocidos, La pesadilla de antes de Navidad (su propia versión de un clásico americano de la literatura infantil, El Grinch y como robó la Navidad), se convirtió en una película que supuso todo un avance en el cine de animación, revolucionando el sistema de stop-motion, aunque no estuviera dirigida por Burton, era 100% Burton por su espíritu. Años mas tarde volvió a retomar el sistema con La novia cadáver, basada en una antigua leyenda rusa, con resultados igual de fascinantes.Como escritor, ha publicado además La melancólica muerte del chico ostra. Aquí teneis una pequeña muestra:
Cabeza de melón
Había un niño taciturno,
de hombre y melón un injerto.
tenía el ánimo nocturno
por desear tanto estar muerto.
Pero hay que tener cuidado
con lo que se desea.
Pues él acabó en jalea
tras un pisotón bien dado.
No cambies, Tim, el mundo está llenos de chicos ostras como tú.

14 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Tus posts siguen siendo muy interesantes. Aunque no me guste Burton, destaco el mundo visual que crea en sus films. Saludos

Dr. Strangelove dijo...

Lo del chico ostra es sensacional, algo elogiable que viene de Burton y su universon particular. Eso es precisamente lo que más destacaría de él. Ha sabido crear un universo particular, que rezuma por todas las partes de su obra. Sus películas llevan su sello marcado a fuego y su originalidad lo encumbran como un auténtico autor y cineasta con mayúsculas. Aunque quizá este hecho sea precisamente la causa de sus posibles flaquezas, vivir atrapado en su mundo.

Sensacional post. Como de costumbre.

Saludos

alicia dijo...

Gracias, Budokan, espero quue sean interesantes los posts, aunque comprendo que no a todo el mundo el guste Burton, ya que tiene un mundo muy particular.
Muchas gracias, doctor, ya comenzaba a pensar que sólo leía los posts de mi compañero. Según los comentarios de Helena Bonham Carter, Burton tendría un cierto tipo de autismo, no sé si será cierto o no, pero me alegra que haya podido encontrar en el cine una manera de expresar sus sentimientos, ofreciéndonos un universo irrepetible.

Heitor dijo...

Me encanta Burton y todo lo que viene de él. Su capacidad para convertir los gótico y oscuro en algo deseable y lo luminoso y cotidiano en una pesadilla. Sus ironías, su estética y ese encanto que le confiere el querer trabajar siempre con sus amigos.
Seguramente un tipo al que valdía la pena tener como amigo.
Que nervios con el barbero asesino!!

Persio dijo...

que magia, que pedazo de genio es este burton!
saludos!

alicia dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Heitor, en la capacidad de Burton para convertir lo gótico en luminoso y lo cotidiano en oscuro. También tengo muchas ganas de ver Sweeney Todd, creo que es el musical ideal para Burton.
Saludos, Persio, sin duda Burton tiene mucha magia

Laura Hunt dijo...

Pues que te voy a decir, Alicia, ya sabes tú que a mi Tim Burton me encanta. Es verdad que tiene un universo propio, personal e intransferible y, aunque su filmografía es irregular, sus películas siempre resultan interesantes.

Y, cuando se habla de Tim Burton, es irremediable hablar también de Johnny Depp, el actor que mejor ha sabido encajar en ese universo burtoniano. De hecho, para mi las dos mejores películas de la filmografía de Burton son sus dos "eduardos": Eduardo Manostijeras (sin duda su película más personal) y Ed Wood, dos auténticas joyas que me encantan.

Y... si, cuando se habla de Tim Burton también hay que hablar irremediablemente de Danny Elfman, y es que sin su música, las películas de Tim Burton no serían las mismas (pena que no colaboraran en Ed Wood, aunque al fin y al cabo no quedó mal su banda sonora). Me encantan, sobre todo, las músicas que escribió para Eduardo Manostijeras y Pesadilla Antes de Navidad.

Y no sigo, que me estoy enrollando mucho.

¡Que ganas tengo de ver Sweeney Todd!

Manuel Márquez dijo...

Aquí, compañera (y hoy, si me he fijado bien en la firma, creo que no me equivoco...), otro "burtonófilo" convicto y confeso: no me gustan todas por igual, pero he de reconocer que es uno de esos autores que raramente me defrauda y con el que, normalmente, ya sé a qué atenerme cuando voy a ver una peli suya. Así de personales, son, cierto...

Ah, y felicidades por hacer una síntesis tan completa y concreta de un autor tan difícil de aprehender en todas sus dimensiones. Tiene su mérito...

Un abrazo.

Manuel Márquez dijo...

Por cierto, compañeros, os he descubierto hace poquito tiempo, pero me ha gustado tanto lo que haceis, que, salvo que tengais algún inconveniente al respecto, me gustaría enlazaros desde mi blog. Como gusteis...

Un abrazo.

alicia dijo...

Tienes razón, Laura, los dos Eduardos son de lo mejorcito de Burton. Me alegra mucho que Christopher Lee se haya unido a la troupe de Tim, ya que es el último gran monstruo de cine de terror que nos queda (lo siento por Paul Naschy), así que no le sueltes, Tim!
No te has equivocado ésta vez, Manuel, yo soy la "compañera"; muchas gracias por tu comentario, y por supuesto que no tenemos ningún inconveniente en que nos enlaces, al contrario, te lo agradecemos.

MM dijo...

Hola tocaya and company...
que decir de Tim...ays..si Ed Wood es..es de lo mejorcito...esa pesadilla antes de Navidad..si hasta tengo la banda sonora y me la sé....
Para mi es un genio,su imaginación, su sensibilidad...y lo que nos queda por ver.
Además su estética es apasionante (será porque yo antes vestía de negro riguroso???)
Muchos besos y enhorabuena por este post que me ha encantado..sobretodo porque he recordado ese corto del perro Franquinstein.
Un abrazo desde lápices...

alicia dijo...

Veo que te gusta Burton, Alicia, yo también espero que todavía nos quede mucho por ver de él y ojalá ruede las versiones de Poe que espera, sería una gozada, aunque el que parece ser que va a ser su nuevo proyecto es la adaptación de un videojuego, Grim Fandango, que también le va como un anillo al dedo.

Michell dijo...

Como amo a este Hombre!! Muy buen Post, ahora entiendo un poco mas la historia de Vincent,ja, creo qe se proyecta en ese cortometraje.OH! como lo adoro!, La cancion esta sensacional. Espero con ancias al duo Depp/Burton!! Sweeney Todd va ser otra pelicula fantastica!

alicia dijo...

Creo que somos muchos los que esperamos son ansiedad ver el resultado de Sweeney Tood, Michell, y te aconsejo que el mes que viene estés atento a la linterna.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy