RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
8

CUESTION DE HUEVOS



Malpensados, que sois unos malpensados; me refiero a huevos de gallina, o sea, lo que se suele freír para acompañar a patatas fritas, para darle un poco de vidilla al colesterol. Estamos en los años 60, en plena efervescencia de los rebeldes con o sin causa, porque el mundo los hizo así, y aquí tenemos a una buena representación: Cool hand Luke, capaz de enfrentarse a Dios sin motivo alguno, o de comer 50 huevos duros, by the face. En una de las mejores películas carcelarias que ha habido, Stuart Rosenberg supo aprovechar la capacidad de Paul Newman de hinchar su barriga a voluntad, y aunque Newman consiguió una de sus mejores interpretaciones, con escenas tan memorables como ésta o cuando canta a su Jesús de plástico, fue George Kennedy quien se llevó la estatuilla como mejor actor secundario por La leyenda del indomable. Como aliciente extra, tiene a Harry Dean Stanton cantando, estupendamente, por cierto. Todo un poema la sonrisa de “ojitos azules” Paul después de su hazaña gastronómica, y es que no es para menos.

8 comentarios:

Rick dijo...

Peliculón que me encanta, con Paul Newman en uno de los mejores momentos de su carrera. Grandisimo el personaje de Luke, todo un rebelde dispuesto a llegar hasta el final aunque las circunstancias jueguen en su contra. Casi es un ejemplo de perseverancia. Y la escena de los huevos es una metáfora fantástica precisamente de eso, de que a la vida hay que echarle huevos y no ser un gallina.

La primera vez que la vi, hace ya unos seis años, me pase varios días silbando la cancioncilla de los créditos.

MujerMadrid dijo...

Que escena tan soberbia Tocaya!!!! holaaa buenos días....tengo que ponerme al día!!
Y que pena que no esté la versión traducidaaaaaaaaaa, pero vamos que se entiende perfectamente.
Por cierto, que solico se queda Paul N. si parece un crucificado..ajaja
Un beso desde Lápices
Ali

alicia dijo...

Aunque a veces los traductores de los títulos no sé de donde sacan la inspiración,Rick, la verdad es que en el caso de Cool hand Luke no iba desencaminados del todo, ya que Luke se muestra indomable hasta el final, no sabe en concnreto porqué, pero le da igual, no se rinde, como en la escena en que le han vencido en un combate pero no para de dar golpes al aire, desfallecido.
Si tu te pasaste días silbado la canción de los títulos de crédito, yo me los pasé cantando una de las canciones que canta Harry Dean Stanton.
Hola, Alicia, veo que ya has vuelto, espero que te lo pasaras muy bien. Desgraciadamente en Youtube no aparece la escena subtitulada, pero se comprende lo que pasa perfectamente. No recuerdo quien ganó ese año el Oscar, pero la verdad es que Newman estaba estupendo.

Manuel Márquez dijo...

Qué curioso, compañera... no he visto la película, pero recuerdo que, hace no mucho tiempo, en alguna cadena de cable, ví, así como de pasada, la escena de los huevos a la que haces mención, y me quedé absolutamente de piedra. Tenía a Newman por un actor de registro amplio y recursos bastante generosos, pero eso excedía con mucho lo que podía esperar de él. Vaya crack...

Por cierto, felicidades por tu blog. Excelente...

Un abrazo.

Betote dijo...

Una de esas escenas míticas, junto con Robert de Niro amenazando al espejo o el polvo de Nicholson y Lange :)

No perdéis forma.

alicia dijo...

Pues no te defraudará la película, Manuel, y Newman está magnífico. Muchas gracias.
Betote, ciertamente es una escena mítica, pero hay muchas escenas inolvidables en la película, como la conversación de Luke con su madre, o el lavado de un coche por una rubia explosiva ante los alucinados ojos de los presidiarios

Laura Hunt dijo...

Hace un montón de años que no veo esta película, una de las más míticas del género carcelario. Gracias por recordarla, tengo que volver a verla!

alicia dijo...

Qué tiempos aquellos de rebeldes, Laura! Aunque son distintos, Luke y el Steve McQueen de La gran evasión tienen la misma alergia a la autoridad y a estar encerrados

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy