RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
7

LA DAMA DE LOS ESPEJOS



... y Orson Welles hizo cine negro, o cómo ir de Manhattan a Shanghai sin hacer transbordo, tan sólo pasando al otro lado del espejo. Según su versión, a Orson se le ocurrió dar el título de una novela policíaca que había en un kiosco a la que habló por teléfono con Harry Cohn para proponerle una película, ya que fue lo primero que vió y lo que en realidad quería era conseguir dinero para poder montar una obra de teatro. Consiguió convencer al magnate y no solo eso, sino que usó a una de las mayores estrellas de su estudio, Rita Hayworth, que por entonces estaba casada con Orson, le cortó su mítica melena pelirroja y la tiñó de rubia platino.
Un marinero con fama de camorrista, Michael O’Hara (Welles) encuentra a una atractiva mujer en un parque, Elsa Bannister (Rita), por la que se siente inmediatamente atraído. Al salvarla de un atraco, en agradecimiento ella le ofrece un trabajo en el barco de su marido, un famoso abogado criminalista, Arthur Bannister (Everett Sloane), pero él prefiere no liarse con mujeres casadas, aunque acabará cediendo, viéndose mezclado en una complicada trama de mentiras y asesinatos. Voz en off, femme fatale, asesinatos, trama complicada... todos los ingredientes del cine negro (las tres reglas que se enumeran en El detective cantante: siempre hay una mujer, alguien sale dañado y la realidad siempre es superior a la ficción), con obsesivos primeros planos, increíbles encuadres de cámara... el estilo barroco de Welles está muy presente, aunque no dejaran que acabara la película a su gusto (un problema ya habitual en él), eso hizo que no sea la mejor película del director, pero estamos hablando de un auténtico genio, quince minutos de la mas floja de sus películas están muy por encima de cualquier otra.
Shakespeare y Kafka se unen perfectamente, mostrando un grupo de gente movida por la ambición, los celos o el deseo, pero sumergida en un ambiente irreal, hipnótico, de pesadilla y de una extraña sensualidad, a la que contribuye poderosamente la belleza de Rita.
O’Hara contempla con cierto distanciamiento la corrupción moral de los ricos, y hasta se permite sermonearlos explicándoles la historia de la lucha de los tiburones. Pero a la historia que nos recuerda la película es otra explicada por Orson en Mr Arkadin, justamente famosa, la del escorpión y la rana. O’Hara es la rana y Elsa el escorpión; ella no puede evitar mentir, traicionar o matar, porque “es su carácter”.
Dos de las escenas mas famosas son la del encuentro de los amantes en el acuario, en el que sólo se ven sus siluetas rodeadas de peces monstruosos mientras preparan un crimen, y la otra es –como no- la deslumbrante escena final en la que los personajes se van disparando sin parar, sin saber si es a un espejo o a su rival. Virtuosismo puro, que fue imitado entre otros por Woody Allen en Misterioso asesinato en Manhattan, como ya hemos comentado anteriormente. Además, Orson cometió algo imperdonable para esa época: dejar morir a la mujer, sin acercarse a ella, ni darle una sola palabra de consuelo o al menos una discreta lágrima cayera por sus mejillas. Chico malo...
En esta ocasión el Welles actor está superado por Everett Sloanne, que está soberbio como Arthur Bannister, un hombre marcado por su enfermedad, pero de una mente brillantísima y que está obsesionado con su mujer . Como dice él “Matarte a ti es como matarte a mi mismo. Pero ¿sabes una cosa? Estoy bastante cansado de nosotros dos”. Lo sé, nos repetimos... pero es que es tan buena frase...

7 comentarios:

MujerMadrid dijo...

Buenos días Tocaya and company! joer, mira que sois proliferos con los post! a ver si me pongo al día.
Bien, otra peli de un gran maestro....son películas que hay q ver de nuevo y saborear cada plano.No sé pero me ha recordado la escasa calidad de las peliculas de hoy en día..por qué se ha perdido esa magia? (en pelis de EEUU, claro).Alicia, no te sientas mayor! sienteté mas sabia y rica en experiencias, la edad es un pequeño lastre que se lleva en la mente! mil besos y....se aceptan peticiones para próximos post??
ummm...Cinema Paradiso..?
Lápices..

Persio dijo...

preciosa, una gran frase...

alicia dijo...

Hola, Alicia, yo también creo que las películas norteamericanas son inferiores a las antiguas; no quiero decir, ni mucho menos, que todas las películas antiguas fueran buenas, pero las que lo eran tenían un algo especial que las hace imperecederas, y efectivamente, tenían mucha mágia, y si hablamos de un genio como Welles ya ni te cuento.
No te preocupes por lo de la edad, que Marcbranches ya se encarga de recordármela contínuamente.
Propondré la sección de post a la carta.
Saludos, Persio, seguimos leyéndote, aunque últimamente no haya escrito ningún comentario, pero te aseguro que me paso por tu espacio-licuadora.

MujerMadrid dijo...

Ok tocaya, gracias!!!!!!!!espero que lleveis la semana bien...ays,queda mucho para el viernes?
un beso a los dos!

alicia dijo...

Gracias a ti, tocaya, pero tomaremos con un poquito de calma lo de peticiones de post a la carta, porque si nos bombardean con peticiones de películas de Mariano Ozores o Peter Greenaway me da algo

Laura Hunt dijo...

La verdad es que no puede decirse que Orson Welles tuviera mucha suerte con sus proyectos... exceptuando Ciudadano Kane no creo que ninguna de sus películas se llegara a estrenar tal y como él las concibió (al menos las que hizo en Hollywood), y el caso de La Dama de Shangai no es una excepción. Por lo que he leído le cortaron toda una hora, con razón hay momentos en que resulta algo inconexa. Aún así, lo que queda, como no, es cine del bueno.

Esta claro que Orson se adelantó a su tiempo.

alicia dijo...

Desgraciadamente, Laura, Welles es uno de los directores que mas proyectos inacabados ha dejado, y no precisamente por falta de ganas. Es una auténtica lástima que alguien con tanto talento e ideas como él no pudiera llevarlas a cabo. Hace un tiempo hubo rumores de que al final se iba a estrenar una de las películas que había dejado sin terminar, La otra cara del viento, que dejó encargada a su amigo Bogdanovich, pero por lo visto hubo muchas diferencias entre la viuda de Orson y la anterior mujer y no se podía llevar a cabo. No se ha vuelto a saber nada, lástima.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy