RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
6

EL FANTASMA DE HALLOWEEN



- Hola, Marcbranches, qué tal estás. Vaya, hay que ver qué bien te sienta esa barbita. Qué suerte tenéis los hombres, las canas os hacen verdaderamente interesantes. Claro que tú no necesitas las canas.

Mientras Marcbranches, con tembleque hasta en el blanco de las uñas, trata de hacerse una idea de cuánto puede costar un billete a Burkina Fasso, puesto que tamaño lisonjeo de la Directrice sólo puede significar una cosa (y desde luego, no se trata de sexo, aunque también voy a necesitar protección), la jefa se rasca los alrededores de la nariz al estilo Vickie el Vikingo y suelta su magnífica iniciativa.

- Bueno, a lo que iba. Ya que te toca postear escena el 1 de noviembre... ¿qué tal si cuelgas algo que tenga que ver con Halloween? ¿A que es una idea estupenda? Claro, tendría que ser algo que no tuviera nada que ver con Michael Myers o Jamie Lee Curtis, que nosotros somos un blogdeéliteytalyeso. Es sólo una sugerencia, ¿eh? Si no quieres, O NO SE TE OCURRE NADA, no hay problema.

Mientras formulaba esta última frase (en tono “gruñido de guepardo ON”) me pareció que le crecían los premolares, pero no podría asegurarlo, porque mi sudor había conseguido llegar hasta los cristales de las gafas y no podía ver nada. Rescatando fuerzas de donde no tenía, con firmeza de capitán general, estoicismo de soldado espartano y la contundencia de un uppercut de Joe Frazier, respondí violentamente:

- Sí, claro, por supuesto, sin problemas. Por cierto, ese nuevo carmín color verde limonero te favorece mucho.

Así que ipso facto me dediqué a un laborioso (casi cinco minutos) trabajo de investigación, que, después de fracasar con iniciativas tan prometedoras como buscar en el Youtube con la frase “gran escena que sea de Halloween pero no de Halloween” (sólo me aparecían extrañísimos videos caseros búlgaros), me vino a la cabeza una careta de fantasma. Un niño disfrazado de Casper al que, por primera vez, le dejan hacer “trato o truco”. Un fugitivo que sabe que un mal padre siempre deja mala huella. Una canción de angustioso tono sureño llamada “Big Fran's baby”. Una aguja de tocadiscos que no quiere volver a su sitio. Según Clint Eastwood, un mundo perfecto.

6 comentarios:

txe dijo...

esa peli es muy graaaande.

gracias por su investigación.

marcbranches dijo...

Como he comentado, una hiperexhaustiva investigación. Estoy en un balneario recuperándome del esfuerzo. Y, efectivamente, es una película enorme, quizás injustamente sepultada por la grandiosa carrera de tito Clint. Saludos.

Laura Hunt dijo...

Si mi memoria no me falla (aunque he de reconocer que mi memoria no es que ande muy allá), a esta gran película de tito Clint ya le has dedicado un post hace un tiempo y ya te había comentado en más de una ocasión que me gusta mucho ¿no?

Pues eso, que me gusta mucho, y la escena que has colgado es probablemente la mejor de la película. Es admirable como pasamos de un momento relajado y feliz a una tensión casi insoportable. Y es que Clint es grande. Que ganas tengo de que se estrene su nueva película.

Un saludo, y espero que el balneario te sirva de recuperación tras el enorme trabajo de investigación realizado para encontrar esta escena.

marcbranches dijo...

Tienes toda la razón, Laura, no hace tanto que le dediqué un post a "Un mundo perfecto", de la que, desde luego, esa es su mejor escena. Hasta ahí llegó mi ardua investigación. El tiempo pasado en el balneario lo malgasté en el siguiente post de ahí arriba...

FXavier dijo...

Eastwood en estado puro. Al igual que al periodista alcohólico de Ejecución inminente (otra obra maestra injustamente ninguneada), el ladrón de Poder absoluto, la chica de Million dollar baby, o los mismos William Munny o Josey Walles, a todos nos dan por una vez la posibilidad de justificar nuestras vidas, haciendo lo que toca: lo que nos pide el cuerpo, el alma, la justicia o la amistad. Y entonces, aunque sólo sea por un segundo, el mundo es realmente perfecto, y más si te mueres rodeado de caballos, como Sterling Hayden en La jungla de asfalto.

marcbranches dijo...

Hola, FXavier. El título (y el mensaje) de "Un mundo perfecto" se resumen en la escena inicial/final del filme, en la que vemos a Butch, a través de los mismos planos, en el mundo perfecto (al principio) y en el mundo real (al final). ¿Redención? No sabría decirlo. Pregúntenle a Paul Schrader, que sabe más que yo de esto. Qué ganas de ver "Gran Torino", por encima de "El intercambio": el personaje de tito Clint hace pinta de pasar a la historia. Saludos.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy