RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
8

ROCK FICTION





Bueno, pues ya me he desvirgado.

No, no es que “Virgen a los 40” sea una biografía mía. Aunque parezca mentira, no había tenido el honor de asistir al Festival de Cine de Sitges en toda mi cinéfila existencia. Por problemas de horarios laborales las menos, y gracias a mi legendaria pereza las más veces, jamás me había acercado a esta población costera del Garraf, henchida de guiris enrojecidos, jugadores de fútbol y enjundia todosexual, para disfrutar de un certamen cinematográfico que, a pesar de sus pretensiones de globalidad, siempre ha sido un parque temático friki terrorista (por lo del terror). Dicen los ancestros nativos que ya no se vive el festival en las calles del pueblo como antes, al haber alejado las sedes principales, pero, oiga, en lenguaje gestual cinéfilo, ver una película mucho antes de su estreno y dárselas de marisabidillo delante de los colegas es un chute de egocentrismo inigualable, y Mi Majestad no podía ser menos. Hace un par de días acudí al Auditori del Hotel Meliá Sitges, con un par de amigos (a los que, por motivos operacionales, y para no facilitar su paradero a la policía, llamaremos John McLane y Flor de Murakami), a presenciar la última película de la media rubia de la Ambición Naranja, o al revés, que me lío: Guy Ritchie. Let's rock'n'rolla.

Tengo que decir que se olía una considerable predisposición del público asistente a que les gustase la película. La eufórica ovación de buena parte de la gente al video de presentación-disculpa de Ritchie, que fonéticamente decía “Lamento mucho no haber podido acudir, pero estoy en plena pre-producción de “Sherlock Holmes”, espero que os guste” (pero que en realidad significaba “¿para qué festival dice usted que es este video?”), ya era una prueba fehaciente. “Rocknrolla” hacía pinta de vuelta a los orígenes del director británico, y el recuerdo de esas dos hediondas excreciones de hipopótamo macho llamadas “Barridos por la marea” y “Revolver” no era lo suficientemente marcado como para olvidar las adrenalínicas “Lock & Stock” y “Snatch”, que le habían valido a Ritchie calificativos del tipo “el Tarantino británico”. Con “Rocknrolla”, Ritchie vuelve a terreno acomodaticio, a hacer aquello que ha demostrado que sabe hacer, y triunfa ante su público. Triunfa, lo reconozco, un poco por encima de mi pronóstico previo. “Rocknrolla” es un filme divertido, potente, enérgico, con una banda sonora extraordinaria que se acopla como un trueno a su tormenta, y con unos personajes duros como piedra pómez y muy, muy cool. El arranque hipervitaminado de la película, con una voz en off superpuesta al tema musical que encabeza el post, es tan apabullante como difícil de seguir narrativamente, y no es hasta que el filme se desacelera un poco cuando el espectador consigue situarse en el relato. Es un historia bastante coral, en la que un millonario ruso (personaje por el que Roman Abramovich podría exigir derechos de autor) organiza la compraventa ilegal de unos terrenos con uno de los capos mafiosos (Tom Wilkinson, excelente) de Londres, una oportunidad única que no pueden desaprovechar gentuzas como One-Two (Gerard Butler), Mumbles (Idris Elba) o Handsome Bob (Tom Hardy), y aprovechadas como la contable del ruso (Thandie Newton); un cuadro que jamás veremos, y un cantante de rock drogadicto y agitador (Toby Kebbell), son la clave del embrollo en que se acaban viendo todos mezclados. Atracos, disparos, puñetazos, torturas innovadoras, diálogos ingeniosos y contundentes, y situaciones esperpénticas (el primer atraco, la delirante persecución de los rusos) se van alternando casi sin respiro para el espectador, al que Ritchie pretende desencajar la mandíbula a base de oooohs de admiración y carcajadas.

Si decíamos hace un rato que alguien llamó a Ritchie el “Tarantino británico”, esta película lo justifica. La temática gangsteril, la banda sonora omnipresente y prestada de todas las épocas, las réplicas chulaponas de los tipos duros, e incluso un baile pelín lisérgico entre Thandie Newton (en esta película más audreyhepburniana que nunca) y el mastuerzo de Gerard Butler, que evoca aquel mítico de John Travolta y Uma Thurman en “Pulp Fiction” son pruebas irrefutables de la correlación, señoría. Por lo demás, a pesar de su energía-red bull, la película adolece de algunas arritmias, de algún exceso de humor facilón, y de su propia futilidad y falta de pretensiones. “Rocknrolla” es un divertimento que funciona, y cuyo extraviado director sabe perfectamente que funciona; tanto es así, que se permite jugar abiertamente con la posibilidad de una secuela al final del film. Un largometraje, en definitiva, en el que Guy Ritchie juega en casa, aplicándose a fondo el dicho de “zapatero a tus zapatos”, a través de su estilo inofensivamente “trainspotting” en el que se agitan, sin mezclar, sexo, drogas, humor, homofobia, pistolas, cangrejos y rock&roll. Un cóctel explosivo que, según definición propia de la película, viene a ser, exactamente, “a real rocknrolla”. Para festejar que habíamos asimilado el concepto, John McLane, Flor de Murakami y Mi Majestad fuimos a celebrarlo por las calles y garitos de Sitges.

Pero de eso no me acuerdo mucho.

8 comentarios:

faraway dijo...

Me alegra que Ritchie haya vuelto a las viejas fórmulas. Por mí que se llene de dinero igual, aunque deba repetirse una y otra vez. Los principales beneficiados seremos nosotros, su audiencia.

Supongo que en tres o cuatro años la peli se dignará en llegar por estas tierras...

Un abrazo. Ya te comentaré cuando la vea.

Manuel Márquez dijo...

Ya había leído, compa Marc, comentarios en línea similar en otras crónicas de Sitges, y, en definitiva, me quedo con tu aserto de "zapatero, a tus zapatos". Alguien podrá pensar que eso es de espíritus cortos de vuelo, de gente poco amante del riesgo, pero, por otro lado, ¿por qué tanto artista tiende a sobrevalorar tanto su talento pensando que puede hacer de todo, y que puede hacerlo bien? Que eso es muy "complicao"....

Un fuerte abrazo.

marcbranches dijo...

Buenos días, corazones. Me pareció leer por algún sitio que la película se estrena en enero en España. Teniendo en cuenta que el próximo fin de semana ya la estarán viendo en los Yuesei, podemos considerarla ya un próximo nuevo éxito de Emule Productions... Joder, es que no aprenden. Te doy toda la razón, Manuel, en que hay que conocer nuestros propios límites, y puede que Ritchie sólo sepa moverse en determinados parámetros. No es ningún desmérito, aunque, desde luego, no pasará a la historia del cine. Como el 99% de los que lo intentan. Saludos a ambos.

anro dijo...

Hombre, hubiese sido un buen postre a tu bien adobado comentario el que nos contases aquello que dices no recuerdas...¿seguro?
Amigo Marcbranches, bromas aparte, es un verdadero placer, la mayoría de las veces, desplegar una sonrisa por tus ocurrencias literarias.
No me explayo en elogios no sea que bajes la guardia y te pongas borde.
Un abrazote

marcbranches dijo...

Te prometo, anro, que no recuerdo exactamente qué es lo que pasó luego (ya sabes, las propiedades amnésicas del mojito común); excepto, quizás, un tipo en la playa con un puño ensangrentado...

Mis amigos te dirán que no necesito que me bajen la guardia para ser un borde redomado. Gracias, joven.

Laura Hunt dijo...

Que envidia y que ganas de verla, porque mira, seguramente, tal como dices, Guy Ritchie no pasará a la historia del cine, pero sus dos primeras películas (que son las únicas que he visto, por suerte) eran realmente divertidas, y que quieres que te diga, de vez en cuando viene estupendamente una película que te haga desconectar y pasar un buen rato, sin más.

Lo que no se yo es que esperar de ese nuevo proyecto de Guy Ritchie con un personaje como Sherlock Holmes, de ahí puede salir cualquier cosa...

marcbranches dijo...

Pues se estrena en enero, si no me equivoco. Te gustará seguro, es muy divertida. En cuanto a la de Sherlock Holmes, vistas las primeras fotos de Robert Downey Jr. y Jude Law, la verdad es que no sé qué pensar... Saludos.

marcbranches dijo...

Pues se estrena en enero, si no me equivoco. Te gustará seguro, es muy divertida. En cuanto a la de Sherlock Holmes, vistas las primeras fotos de Robert Downey Jr. y Jude Law, la verdad es que no sé qué pensar... Saludos.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy