RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
14

LA FLOR DE HARRISON


Un buen amigo mío, durante una copiosa tertulia rodeada de café (el nuestro) y cigarrillos (los de los demás), envalentonado por el agua de vichy y el flan con nata, enarboló una curiosa teoría paracinéfila que se me quedó grabada en el magín, quizás a la espera de un día plasmarla, por ejemplo, en un elitista blog de cine. A colación del más o menos manido tema de la fortuna de Harrison Ford en la elección de proyectos a finales de los setenta-principios de los ochenta, mi amigo no sólo veía la apuesta sino que la superaba: para él, la suerte de Ford se llevaba consigo la de los actores que trabajaban con él, de tal manera que luego de esa experiencia no salían a flote, o les costaba horrores sacar adelante una carrera digna. Lo que al principio parecía poco menos que un chiste derivado de cierta maldición alrededor de la saga de “Star Wars”, se convertía en una inquietante certeza a medida que salían nombres a colación. Aún si dejamos aparte a Mark Hamill y Carrie Fisher (cuyo malditismo es indudable) (verJay y Silent Bob contraatacan”), o la renuncia de Tom Selleck al papel de Indiana Jones por culpa de “Magnum”, lo cierto es que podemos encontrar varios ejemplos de carreras embarrancadas después de pasar por las manos de Harrison “el gafe” Ford. Actor de poco registro pero con pátina de credibilidad, tito Harrison ha hecho de la escasez virtud, y ha sacado petróleo de su sonrisa pícara y torcida. Repasemos la curiosa trayectoria de este ejemplar puro del star system hollywoodiense cuyo ojo clínico (o el de su agente) a la hora de elegir proyectos ha permitido que su carrera esté bastante por encima de sus limitaciones interpretativas.

El caso es que sus inicios no ofrecían la sensación de que nos encontrábamos ante un tipo con suerte. Papelitos en “El virginiano” y “Ironside” no ayudaron a su consolidación, y se puso a trabajar de carpintero, alicatando azulejos y atornillando trócolas con compartimentos estancos, con una mano en el martillo y la otra en el manual de Strasberg. George Lucas, que en aquella época carecía de papada que le limitara el ojo clínico, lo fichó para su generacional “American Graffitti”. Su primer golpe de suerte fue que Luquitas lo escogiera para dar la réplica, recitando las líneas de Han Solo, a los actores que se presentaban a los castings para los personajes de Leia y Luke Skywalker; lo hizo tan bien (o los otros aspirantes, incluido Kurt Russell, tan mal), que Lucas acabó dándole el papel. El resto es historia del cine y de la Humanidad y no daré la barrila respecto a la Santísima Trilogía, excepto que el único actor que la aprovechó de verdad fue Harrison Ford. Poco antes de “El imperio contraataca” se permite participar de la película de guerra más descarnada, impactante y descorazonadora de la historia, la obra maestrísima “Apocalypse now”, de ese amiguete de Lucas llamado Francis Ford Coppola. Entre “El imperio...” y “El retorno del Jedi”, mientras Mark Hamill hacía “Uno rojo: división de choque”, tito Harrison cambiaba la historia con un látigo y un sombrero primero (“En busca del arca perdida”, en la que Karen Allen sucumbe a la maldición Ford: no levantó cabeza) y con un unicornio de papel (“Blade runner”). Film este último de cuyo rodaje y primera versión renegó de tal manera que nunca ha querido hablar de ella hasta hace bien poquito, en el megachachidocumental “Dangerous days”. Encima, desagradecido el tío... Cierra una trilogía ("El retorno del Jedi”), se planta en mitad de otra (“Indiana Jones y el templo maldito”), y su siguiente film, “Único testigo”, le vale su hasta ahora única nominación al Oscar, y acaba con las ilusiones de Kelly McGillis de ser alguien en el mundo del cine, a pesar de “Top Gun”. Repite con Peter Weir en “La costa de los mosquitos”, su primer fracaso desde que ha adquirido el status de galáctico, pero sobrevive (River Phoenix no) (chiste necrófilo, sí, lo sé...). Después de trabajar con Polanski & cía en “Frenético”, tito Harrison se apunta otro megahit, esta vez en el espinoso ámbito de la comedia: “Armas de mujer”. Luego de cerrar su segunda tríada histórica con “Indiana Jones y la última cruzada”, fagocita las carreras de Brian Dennehy y, ay, Greta Scacchi en la funcional “Presunto inocente”. No contento con ello, se arrejunta con la prometedora Annette Bening en la melosa e inverosímil “A propósito de Henry”; la siguiente película de la Bening fue “Bugsy”... La maldición seguía en pie. Justo entonces, a Alec Baldwin le da por pedir chorrocientos millones de dólares por participar en la siguiente andanza de Jack Ryan después de “La caza del octubre rojo”. Who you gonna call? Harrison Ford. “Juego de patriotas” y “Peligro inminente” coronan a tito Harrison como rey de la acción, también, de los noventa, junto a uno de los grandes sleepers de la década, “El fugitivo”. A partir de aquí su carrera es más irregular, aún manteniendo su tirón de taquilla, y la calidad de sus elecciones mucho más dudosa; su aspecto se torna más venerable y su sonrisa más acogedora, lo cual no mezcla bien con las heroicidades a las que es sometido. Pero aún tiene tiempo para aplicar su maléfico conjuro a Kristin Scott Thomas (¿ande andará?) en “Caprichos del destino”, a Anne Heche (repetir estribillo) en “Seis días y siete noches”, a Julia Ormond (...) en “Sabrina”, a Gary Oldman (su siguiente film fue “Perdidos en el espacio”, puro cinema-veritè) en la infame “Air Force One”... Este inicio de año vuelve a la palestra con el inminente estreno de “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”, ya con 65 tacos y haciendo de paquete de la moto de Shia LaBeouf. Las imágenes que hasta ahora se han filtrado provocan una mezcolanza de sensaciones contrapuestas, aún para los que nunca hemos sido superfans de Indy. Eso sí: Shia, más vale que te compres un libro de conjuros, o tu carrera se irá al garete...

14 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Vaya recorrido, compa Marc: exhaustivo y estremecedor a la par -además de con su puntito gracioso...-. Aunque haberlas, supongo que hayllas, no termino yo de creer mucho en eso de las meigas a propósito de la carrera de Ford, pero visto con la perspectiva con que tú lo haces; en fin...

Un abrazo.

marcbranches dijo...

Hombre, de acuerdo a mis raíces gallegas, no debería descartar la influencia esotérica... No me dirás que, en cualquier caso, tito Harrison ha sido un tipo con fortuna. Saludos, joven.

Josep dijo...

Eso es un currículum y lo demás son gaitas (gallegas).

Pero no es totalmente exacto: fíjate, por ejemplo, que el gran maestro Yoda ha resistido incólume...

¿ Será por la "fuerza" ? :-)

Saludos.

Castigadora dijo...

Nunca me había fijado en lo que cuentas en tu post. Yo he visto la mayoría de sus películas mi padre es bastante aficionado Harry, pero es interesante lo que cuentas. Lo dejaré caer en alguna conversación con mi cuñado que es SUPER FANS de Indiana Jones, jaja

Muy bueno el post como siempre!

Saludos!

marcbranches dijo...

Ya sabes, Josep, que los midiclorianos pueden con todo... Puede que Yoda sobreviviera al conjuro, pero Billy Dee Williams (Lando, el colega negro de Han Solo) no: le juraron y perjuraron que, después de su pequeña aparición en "Batman vuelve" como Harvey Dent, él iba a ser Dos Caras en la siguiente película. Debe de ser que su núm. de teléfono y el de Tommy Lee Jones son muy parecidos...

Castigadora, los datos soportan mi absurda teoría (la de mi amigo, vamos). I believe, que diría Mulder... Dale duro a tu cuñado, y háblale de la papada y la ligera chepa que se asoman en las fotos de rodaje de lo último de Indy...

mlavix dijo...

Umm... muy interesante. Me pregunto hasta que punto Mr. Ford, o su agente, puede haber llegado a trapichear las carreras de los demás "compañeros de rodaje" para así anteponer su propio éxito... Sí, muy interesante. Es que esto del cine da en que pensar...

Hatt dijo...

Es como en la película "Intacto", ¿no?, que roba la suerte a la gente...

Un saludo.

marcbranches dijo...

Mlavix, yo diría que los trapicheos del agente de Ford se reducen al beneficio de su representado. Ejemplo: consiguió que contrataran a Ford como carpintero en la productora American Zoetrope, donde "casualmente" se hacían los castings de "Star Wars"...

Has dado en el clavo, Hatt. También había un episodio de "X-Files" que hablaba sobre algo parecido... Saludos a ambos.

Laura Hunt dijo...

Pues si que da que pensar esto, si, porque es que algunos de los que han trabajado con el bueno de Harrison no han vuelto a levantar cabeza, y lo que es más... cuidadín con repetir, porque te recuerdo que el pobre River, no contento con interpretar a su hijo en La Costa de los Mosquitos, tuvo el valor de interpretar a un joven Indiana Jones en La Última Cruzada y ya ves (pobrecito mío, con la carrera tan prometedora que tenía por delante).

Yo, si fuera Shia LaBeouf, me andaría con mucho ojo, visto lo visto.

¡¡¡Que ganas de ver Indy 4!!!

marcbranches dijo...

No, no, si está claro: tito Harrison es el gafe más monumental del cine desde "Poltergeist"...

Ahora es cuando me juego el físico y la integridad de mis rótulas: que sepáis que podría vivir sin una nueva entrega de Indy tan ricamente...

Sesión discontinua dijo...

La siguiente pregunta es: ¿quién será el desgraciado/a a quien hundirá su carrera tras "Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull" (2008)? Para empezar Karen Allen repite (¿será que tiene mala conciencia o aquí falla la teoría de "tu amigo"?); pero me acojona más por Cate Blanchett (no, ella no!!!) o John Hurt (bueno, él sí...). Jajajaja...

Buen post....

Nos leemos!!!!

marcbranches dijo...

Será que a Karen Allen no la ha desgraciado bastante ya... Por 25 ptas., películas de Karen Allen que haya visto alguien que no sea su familia:


...



Pues eso. Con Cate Blanchett no creo que pueda, pero vaya ud. a saber... Yo creo que esta es la razón real por la que ean Connery no ha querido hacer esta 4 parte. A su edad es mejor no correr estos riesgos.

Pablo dijo...

Marcbranches te felicito por tan amena lectura. Tal vez no será mucho pero te has ganado un lugarcito en mi google reader. Es que cada vez más los blogs de cine son una porquería.

Saludos.

marcbranches dijo...

Bienvenido, Pablo, y gracias. No es que sea mucho, es que lo es todo. Y más en esta época en la que el buscador de Google pasa de nosotros olímpicamente, se agradecen mucho más los nuevos fieles. Saludos.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy