RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
7

POSTS CON CALZADOR: UMA VS. LA BELLEZA INTERIOR



...Y que le gusten los perros

Agua” (feminismo en clave hindú). “Muerte en Venecia” (homosexualidad reprimida, Visconti). “El sueño de Cassandra” (complejo de culpa al cuadrado, la tragedia del destino). “Ghost dog” (el código de valores samurai, que no destaca precisamente por su sentido del humor). “I’m not there” (Dylan por sextuplicado + Todd Haynes = dolor, mucho dolor). Tito Clint (¿hay algo más serio en el cine que Clint Eastwood?). Bergman (Bergman). Llevamos unas semanitas en La Linterna Mágica con el ceño fruncido y el gesto circunspecto, reflexionando sobre la relación entre el cine, el ser humano, sus circunstancias y su misma existencia (¿alguien en la sala que quiera traducirme lo que acabo de decir, que yo soy incapaz?). Para evitar que nos atropelle un autobús de línea mientras meditamos severamente, viene al rescate Mi Majestad Marcbranches para hacer lo que mejor sabe: dar pinceladas de ligereza, insensatez y superficialidad a todo lo que toca, en este caso el blog que aquí os ilumina (¿lo habéis pillado? ¿el juego de palabras? ¿ilumina-linterna? Dios, mi ingenio me desborda a mí mismo), a través de la patillera sección “Posts con calzador”. Alice la Directrice tenía que decir algo al respecto, creo, pero de momento no le permiten quitarse el respirador. No, no tengo nada que ver con la crisis nerviosa. Que no.

¿Cómo se pasa de realizar una película de culto a perderse entre las fauces de las sitcom americanas? No sé si Michael Lehmann estará de acuerdo conmigo, pero seguramente ayuda mucho hacer una película con Billy Crystal y un pívot de baloncesto rumano de 2’32 metros. No, no me he golpeado el lóbulo temporal con una llave inglesa del 18 (el siglo). Michael Lehmann es el realizador de una película que probablemente algunos de mis queridos y contemporáneos padawanes habrán visto, o les sonará de algo: “Escuela de jóvenes asesinos”, de 1989, el disloque teen-ochentero por excelencia. Una película de apariencia instituto-yanqui-cheerladers-pajilleros que, sin embargo, mezcló ingredientes tales como suicidios + Winona + asesinatos + Slater + sexo inseguro + Shannen Doherty (este puntúa doble). Como hemos dicho, se convirtió en una pequeña pieza de culto por transgredir los códigos clásicos del subgénero. Por desgracia, films como “El Gran Halcón” o “Cabezas huecas”, igual de frikis que la anterior, siguieron también el mismo camino en taquilla y en la percepción del público mayoritario. Sin embargo, una de ellas sí consiguió un moderado éxito, y se ha convertido en un agradable recuerdo para los amantes de la buena comedia: “La verdad sobre perros y gatos”. Obviamente, no es “Uno, dos, tres” o “Annie Hall”, pero, teniendo en cuenta que la comedia romántica está en crisis desde hace tres o cuatro lustros, se agradece que alguna no trate de idiota al espectador. Y eso que esta parte de un miscasting considerable, por lo menos a priori: ni Uma Thurman es la modelo deslumbrante que en principio requería el papel, ni Janeane Garofalo es un adefesio del que apartarías la vista con solo mirar; Lehmann prefiere confiar en la capacidad de las actrices, y estas, por fortuna, no le defraudan. Si tragas con estos dos condicionantes, “La verdad sobre perros y gatos” deja un buen sabor de boca. Se nos explica la historia de una veterinaria, Abby Barnes (la Garofalo, neurótica y divertida; es una pena que no se prodigue más), con un programa de radio sobre animales a quien un oyente (Ben Chaplin, su acento british actúa mejor que él), después de haber recibido unos consejos sobre su perro, le pide una cita sin haberla conocido físicamente; debido a su falta de confianza en su físico, obliga a su vecina y amiga Noelle (la Thurman, que aquí se revela como una excelente comediante) a hacerse pasar por ella, lo que conllevará los consiguientes enredos, conflictos y situaciones vodevilescas. Esta versión moderna, reelaborada y urbanita del “Patito feo” se aposenta el diseño de los personajes principales y sus interrelaciones, en las que algunos diálogos y escenas puntuales sobresalen sobre el resto. Enter los primeros, Janeane Garofalo se lleva buena parte de los flashes. Ejemplo: – (empleada de cosméticos) “¿Cuál es su régimen de radicales libres?” –“¿Régimen? ¿De radicales libres? ¿De qué estamos hablando, de una crema facial o de dar un golpe de estado?”. De entre las segundas, la secuencia de la tortuga (en la que no pude dejar de pensar en lo LARGOS que son los dedos de Uma...), o la conversación entre Abby y Brian por teléfono, que destila una considerable naturalidad y consigue plenamente el efecto de hacernos creer la química existente entre los dos personajes.

Por supuesto, el film no es perfecto: es regla imperativa, aunque no escrita, que una buena comedia ha de tener buenos secundarios, y esta se la salta (si no consideramos al perro de Brian, un cachondo, actor secundario), puesto que Jamie Foxx es un adorno; alguna escena parece pegada con Logtite (la de la abeja, aunque es divertida, no viene a cuento); y, en general, el filme sigue la senda de lo predecible, sin que nada nos sorprenda. Un entretenimiento ligero, en definitiva; una mayonesa sin calorías, pero de las caras. Que es mucho más que lo que el 90% de las comedias románticas nos ofrecen hoy en día.

7 comentarios:

Heitor dijo...

Tu sendero discurre paralelo al mío (o algo así). Justo iba a poner una entrada de comedia romántica no actual sin pretensiones, cuando me encuentro esto. ¿Casualidad, espionaje, karma, midiclorianos?
Gran comedia romántica con la enorme pequeñísima Garofalo. ¿Donde está esta mujer? Se la echa mucho de menos en la pantalla. Si quitamos su voz en "Ratatouille" no la veo desde... ni me acuerdo.

ANRO dijo...

Ja, ja, ja....mira por donde, un poquillo de grasia por la mañana no está nada mal...¿Por qué será que tu estilo me suena mucho a fotogramero?
Heitor lleva razón en lo de la Garofalo...es una pena que esta mujer ande perdida.
Creo efectivamente que la comedia está en crisis, salvo honrosas excepciones, y yo no sé si estareis de acuerdo pero ¡necesitamos tanto reir¡....

marcbranches dijo...

Acabo de ver tu entrada, heitor, que tiene bastante delito, por cierto (lo digo en positivo, "I.Q." tiene su punto friki)... la idea es buena. ¿Casualidad? ¿Espionaje? ¿Karma? ¿Midiclorianos? ¿Los micrófonos? Un poco de todo, supongo... Os contesto a los dos comentando que, efectivamente, es una pena que Janeane Garofalo no se prodigue más en el cine (¿alguien recuerda su superlanzadora de bolos en "Mistery men"?), pero creo que en los Yuesei es más conocida por sus trabajos en TV. Pasó, por supuesto, por el Saturday Night Live, y luego ha realizado multitud de colaboraciones y apariciones en series. Algunas de ellas nada tiene que ver, curiosamente, con la comedia: tuvo personaje fijo en los últimos 15 episodios de "El ala oeste de la Casa Blanca" como asesora de campaña de los demócratas; y va a tener papel fijo en la próxima temporada de... ¡"24"!

Laura Hunt dijo...

Esta la vi yo no hace demasiado por la tele, creo que en verano, y la verdad es que no está mal, una especie de Cyrano con cambio de sexo, y las dos protagonistas están muy bien, aunque Ben Chaplin siempre me ha parecido un pelín soso, el pobre.

Por cierto, yo si que he visto Escuela de Jóvenes Asesinos (Heathers, en su versión original), hace un porrón de años (estaba yo en Londres de "au pair", pero esa es otra historia), y la recuerdo como una película muy divertida. Nunca he conseguido volver a verla, y mira que me gustaría. Creo que debe ser la mejor película que ha hecho Michael Lehmann en su vida. Además la vi en una sesión doble, donde también ponían otra película suya que se titulaba Meet the Applegates, y que se trataba sobre una familia de extraterrestres con aspecto de insectos gigantes que vivían en la tierra disfrazados de la típica familia feliz americana. Yo no se que le ha pasado a este hombre, la verdad....

marcbranches dijo...

Luego dices que yo cuento batallitas. Así que au pair en Londres... La verdad es que "Heathers" era muy divertida; la tenía grabada en VHS, pero la perdí (debe de estar junto a mi vergüenza). No he visto "Meet the Applegates", pero sí "El Gran Halcón", bastante rarita, y "Cabezas huecas", que también era bastante cafre y entretenida. Luego se nos perdió definitivamente el sr. lehmann, con cosas como "40 días y 40 noches", y alguna comedieta con Mandy Moore...

BUDOKAN dijo...

Disculpen si ofendo a alguien con esto que voy a decir pero es que Umma no me cae para nada bien como actriz y encima no me atrae su belleza. Igual muy bueno el post. Saludos!

marcbranches dijo...

El que se ofenda, ajos pica (creo que no es así). La belleza de Uma (Oprah/Uma/Oprah; el peor chiste de la historia de las ceremonias de los Oscars...) a mí me resulta voluble, depende del día y de la película; en concreto, en este film, curiosamente, no sale muy allá. Se dijo en su momento que la Thurman era la sex-symbol de los hombres inteligentes: esa definición, automáticamente, la aleja de mí...

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy