RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
21

MISIÓN INSUFRIBLE


Con la perspicacia que me caracteriza, he podido apercibirme que en los últimos días ha habido cierta concentración de protagonismo en la figura de Tom Holmes durante mis posts y comentarios subsiguientes. Siendo Tommy el sonrisas una de mis fobias cinéfilas personales, y en perfecta armonía con mi necesidad de provocar sibilinamente, declaro noviembre como mes oficial de tito Tom a posteriori, y lo remato con una nueva entrega de la sección “Ed Wood”, ese saco de boxeo virtual en el que puedo descargar mis frustraciones y mi adrenalina mal curada. Hablaremos de “Misión Imposible 2” (sí, otra secuela), ese engendro fílmico en el que el único mensaje que se nos transmite es “I love Tom porque Tom=Dios”. Una hagiografía descomunal al servicio de la medio melena de tito Cruise que confirmó el anquilosamiento del otrora gurú de la acción oriental John Woo, quien, una vez aterrizado en la tierra de los sueños, decidió que iba a repetir hasta la náusea los mismos recursos estilísticos una y otra vez. La comparación con la eficaz y solvente “Misión imposible” de Brian De Palma produce dermatitis, gonorrea y malestar general. Sólo se salva la escena del hipódromo, bien desarrollada y resuelta, y la belleza de Thandie Newton (de ahí que cuando su personaje se pone más interesante, la desplacen a patadas de la narración: Tom es el amo, ¿o no te habías enterado, gatita?). Por lo demás... Dentro video.

- La escena de inicio de la escalada. Muy maja y efectista, pero, la canción que la acompaña... ¿“Iko-Iko”? ¿Era yo el único que pensaba que en la cima de la montaña le esperaría Dustin Hoffman contando cerillas?
- Lo hemos dicho muchas veces: cuanto mejor el villano, mejor la película. Cagadalahemos. Dougray Scott (el careto que pone cuando la Newton se está cambiando de ropa es para encarcelarlo) y sus secuaces se adhieren, merecidamente, al mausoleo de malos-moñaza que, hoy en día, encabeza el Timothy Olyphant de “La Jungla 4.0”. Lo único destacable que aporta es la tirria que expresa hacia la sonrisita displicente de tito Tom. En eso estamos contigo, Doug.
- Sevilla tiene un coló especial. Sobre todo si lo pinta John Woo. Como todos sabemos, la capital andaluza se distingue por sus falleras, la quema de ángeles, sus pañuelos de San Fermín, sus bailaores de samba y sus cochazos de último modelo con matrícula de Madrid de hace 10 años (lo juro). Seguro que todo lo sacó del Centro de Documentación “George W. Bush”.
- El coito automovilístico. No lo digo yo, lo dijo el propio Woo. Esta verosímil escena pretendía simular un fogoso apareamiento entre los protagonistas. Hubiera sido más resultón si los coches se hubiesen convertido en Transformers y hubieran realizado la postura del perrito. ¿Para cuándo una actualización del Kamasutra que incluya esta variante?
- “M:I:2” es una película profundamente feminista. Ejemplo 1: - “¿Mentir a un hombre y acostarse con él? Es una mujer, tiene el entrenamiento necesario” (Anthony Hopkins, que pasaba por allí). Ejemplo 2: - “Las mujeres son como los monos: no sueltan una rama hasta que tienen agarrada la siguiente” (Dougray Scott, haciendo voto de castidad). Seguro que Cristina Almeida lloró de la emoción.
- La fotocopia y abuso de recursos del guión de la primera parte resulta grotesca. Otra entrada imposible en edificio hipervigilado, el “mortadelismo” de Ethan Hunt multiplicado por siete (resulta cansino ver cada dos por tres a un tipo quitándose la máscara)... Robert Towne debió pergeñar esta bosta en una noche de coma etílico.
- Los diálogos, en general, son variopintos, elaborados y enriquecedores, pero la palma se la lleva este: -“Tú estás muerto.” -“Muerto, desde luego. Pero la muerte es algo extremo”. Efectivamente, la muerte es algo extremo. Como el snowboard.
- La relación entre Ethan y Nya (la Newton) está dibujada al más sutil estilo Leo McCarey. Se conocen, en cinco minutos deciden que están hechos el uno para el otro y discuten como si fuesen un matrimonio. Pero cuando Nya se inyecta el virus letal, ¿qué es lo primero que hace Ethan? ¿Gritar de dolor por su posible pérdida, acudir a su regazo, jurarle amor eterno? No. Ethan es un HOMBRE: mira el reloj y ENCIENDE UN CRONÓMETRO. “Mi chica se está muriendo. ¿La hora de mi Viceroy (no soy lo que tengo) coincidirá con la del Teletexto de Antena 3?” Luego, además, después de cargarse a diecisiete tíos y dar saltos-cirquedusoleil de veintitrés metros, dice que no puede sacar a la chica del edificio (¿y por qué no puede? Pues porque no. Lo dice Tom y punto pelota) y que, en todo caso, “ya volveré a por ti”. Uséase, que se va a por tabaco.
-Las PUTAS PALOMAS. John Woo sufre de colombofilia aguda. En cada película suya han de salir unas bonitas palomas volando alrededor del héroe, y si puede ser entre llamas mucho mejor. Cómo se nota que a él no se le cagan en la ventana.
- Después de una persecución que finaliza con un duelo motociclístico (la escena siempre soñada por los Johnnys de turno que quieren impresionar a la Yeny con su Scooter tuneada) lamentable, Ethan Hunt y Sean Ambrose acaban, como es costumbre en este tipo de películas, a tollinas (es curioso: por muy tecnofílico que sea el film, por sofisticadas que sean las armas, siempre acaban a leches). La pelea es penosa, mal coreografiada, y Tom bordea el patetismo al intentar parecerse a Jackie Chan, gritos incluidos, y pasándose las leyes de la gravedad por el flequillo. Y cuando parece que ha finalizado la reyerta...
- ... Ethan se confía y permite que Ambrose le encañone por detrás, sin aparente capacidad de reacción. ¿Cuál es el mejor recurso posible si soy Tom Cruise? Sencillo: aprieto X + L1 + botón analógico derecho, y hago una virguería tipo FIFA2008 (de la Playstation 3 que me acaba de regalar mi Katie) para que la pistola que estaba enterrada en la arena acabe en mi mano en 3,6 microsegundos, y así acribillar a mi rival en un sencillo plongeon.

Alice la Directrice volverá a tocarme la cresta por lo kilométrico del post, pero valía la pena cerrar el mes con esta patada a la entrepierna del cinéfilo menos exigente. “M:I:2” recaudó chorrocientos millones, pero ofreció la peor versión de lo que significa ser Tom Cruise. Eso sí, el último tercio del film sigue provocándome irrefrenables carcajadas. Así que, con cariño y sin acritud: gracias, tito Tom.

21 comentarios:

Shangri-la dijo...

Te invitamos a visitar nuestra nave. Un saludo.

Heitor dijo...

Pues mira que en general soy capaz de tragarme, e incluso disfrutar, si me empeño, de cualquier truño que tenga algo de acción y FX (o por lo menos lo era... me estaré haciendo mayor??), pero en este caso te tengo que dar la razón. Una de las películas no cómicas más cómicas que he visto.
Ahora, debo discrepar en un punto. ¿El peor malo Oliphant en La Jungla 4.0? Será que la disfruté tanto que no me fijé mucho en él (para qué, cuando tenemos a McLane lanzando un coche a un helicóptero). Yo creo que pongo en ese puesto al malísimo llora-sangre de Casino Royale, con la partida de poquer más aburrida y peñazo de la historia de Heraclio.

manolo dijo...

Este es un comentario SOS sobre cine. A ver si habláis algo de CINEFRANCIA, la muestra que celebramos en Zaragoza desde el 2001, que ha estado a punto de desaparecer porque el alcalde de la ciudad lo había quitado de la programacion por ser “demasiado cultural”. Menos mál que la oposición se ha negado a aceptarlo y les ha obligado a volverla a programar. A ver si habláis más de esta muestra para que venga más gente y no nos dejéis al albur de estos políticos incultos e insensibles a todo lo que huela a cultura.
Mas informacion en http://chazaragoza.wordpress.com

marcbranches dijo...

Shangri-la, vuestra revista merece una detenida parada, en cuanto pueda me paso. Heitor, defines muy bien lo que es la película, una involuntaria comedia screwball. Olyphant es otro moñas de cuidado, y mucho me temo que lo acabará de demostrar en "Hitman"; su villano de "La jungla 4" es infumable, lo siento. Prefiero al de "Casino Royale", que no me parece tan mal. En cualquier caso, ninguno llega a la altura del Hombre Nuclear de "Superman IV".

Hatt dijo...

Jajaja. Gran post. Aunque yo tengo dos momentos "favoritos":

- la voltereta de seguridad que se pega en una praderita en la que no hay nadie. Pero claro, después de hacer eso te sientes más seguro.

- y, sobre todo, el caballito invertido (y no me refiero a animales gays, sino a la moto) y como es capaz de girar luego sobre esa misma rueda delantera. Acongojante (o algo así).

Nos leemos.

Planocenital dijo...

Apenas vi esta secuela recuerdo que me pregunté dónde habían quedado la destreza formal, las grandes secuencias de montaje y aquella cámara de movimientos extraordinarios y bellísimos...
Ah, me dije, la primera era del gran Brian De Palma y ésta, la secuela, del mediocre (un poco, al menos) John Woo.
Saludos.

J.A. Pérez dijo...

Robert Towne debió estar unos cuantos meses descojonándose porque le pagaron por "parir" esta soplapollez. Y digo "parir" cuando debería decir "fotocopiar". Porque copió descaradamente secuencias de "Encadenados" de Hitchcock (y como ejemplo véase la escena del hipódromo).
Por cierto, lo de John Woo con las palomas es casi tan grave como lo de tarantino con los pies femeninos. Vamos, de psiquiatra.

marcbranches dijo...

Hatt, yo añadiría otro par de momentos:
-Cuando Nya llega a la peacho-casa de Sean Ambrose, el momento-pañuelo (a ella se le vuela el pañuelo, y él, en una escena al ralentí, sabe Dios por qué, se lo coge).
-Cuando Ving Rhames observa en el ordenador la simulacíon de lo que hace el virus, matando toda célula que se ponga por delante, y mostrando sus efectos en un médico. Por lo visto, Joh Woo temía que no tuviésemos los conocimientos técnicos necesarios para entender lo que significa que a un tipo se le vaya pudriendo la cara, y añade un rótulo: "Rápida destrucción celular". ¡AAAAAAHHHHH! ¡Ahora sí lo entiendo!

Planocenital, John Woo, por lo menos en su etapa americana, ha demostrado ser, más que mediocre, incapaz de evolucionar su estilo. Y, cuando lo ha hecho ("Windtalkers"), ha aburrido al público.

J.A. Pérez, esa escena fotocopiada de "Encadenados" (buena observación) me parece, aún así, de lo mejor de la película. Las peores fotocopias del film son las que hace de la primera parte; parece increíble que esto lo haya parido Robert Towne. El fetiche-paloma es bastante más inquietante que el fetiche-pies, qué quieres que te diga... Saludos y bienvenidos a los nuevos.

Castigadora dijo...

Sabes que a mi no me disgusta el tio Tom, pero realmente la pelicula Misión Imposible es horripilante, toda la trama, la acción, como confunden las tradiciones españolas, sin documentarse. Es de la peores pelis que me tragué, pero fue un taquillazo así que imagino que debió gustar a alguien

Saludos!!

Moebius dijo...

Joer, pues el malo de "El cuervo" era moñarro moñarro. Tengo cierta curiosidad por la primera entrega, pero ya veo que del resto es mejor prescindir.

Saludos

marcbranches dijo...

Hola castigadora. Sí, de hecho te tenía muy presente a la hora de escribir el post (a ti y a M-Márquez), a ver si vuestra admiración por tito Cruise sobrepasaba los niveles presentables de raciocinio. Veo que, en tu caso, no es así (con lo que ya contaba, por otra parte). Y sí, por desgracia fue un taquillazo...

Moebius, absolutamente de acuerdo con el maloso de "El cuervo". Habría que hacer una lista... Por cierto, aprovecho para hacer justicia a Phillip Seymour Hoffman en "MI3", que en apenas un ratito que aparece se come la película. Eso es un villano. ¿Te enteras, Doug?

Adrián Massanet dijo...

Una saga de acción olvidable, sin duda, aunque la primera tiene buenos momentos del DePalma

Laura Hunt dijo...

Jajajajaja... me encanta esta sección. Y además, es la primera vez que comentas una película que he visto... y es que además fui a verla al cine (curiosamente, la única Misión Imposible que fui a ver al cine). No veas la risa que pasamos mi hermano y yo con lo de las "fallas sevillanas". No se, la película, en plan comedia, no tiene desperdicio, que quieres que te diga.

Saludos!

marcbranches dijo...

Adrián, la primera parte me parece bastante destacable, dentro de la convención, un film de espionaje eficaz con alguna escena memorable. Y la tercera es funcional, no molesta, y el villano de Seymour Hoffman es bastante bueno. Saludos,

Laura, me alegro de que te guste la sección. Yo me lo paso bomba escribiéndola. Yo también la vi en el cine, hija... Salí con los ojos = platos soperos, anonadado ante lo que había visto. Funciona como comedia involuntaria, sobre todo en su primer y tercer actos...

FXavier dijo...

Hecho: Cuando quiere, Tom Cruise es - o era - un buen actor (tranquilos, me he puesto el paraguas anti tomates).

Hecho: una vez fue listo, y supo conducir su carrera con mano de hierro. Mucho más limitado que varios de sus compañeros de generación (Dillon, Judd Nelson,etc.), demostró una sutil inteligencia eligiendo películas (Nacido el 4 de Julio, Entrevista con el vampiro, en un papel por el que nadie le daba un duro), y una nada desdeñable valentía a la hora de trabajar con actores mucho mejores que él: El color del dinero y Newman, Rainman y Hoffman, La tapadera y Hackman, Algunos hombres buenos y Nicholson.

Hecho: Dios tiene muchas maneras de llamarte imbécil, una de ellas, es darte demasiado poder. Ahí es cuando la cagas. Ahí es donde la cagó el Antoñito Crucero.

¿A alguien se le ocurre imaginarse a James Stewart en los papeles de Robert Mitchum?. Pues no, y eso que los dos eran grandes actores. Pero el sistema de estudios tenía, al menos, eso: zapatero a tus zapatos (con zeta).

¿A alguien se le ocurrió imaginarse a Crise haciendo de Clive Owen, o de Viggo Mortensen, o, en menor medida, de Colin Farrell?: sí, a Tom Cruise.

La cosa le funcionó la primera vez por Brian da Palma, un aliento de vieja película de espías (sobre todo, la primera parte), y una cierta necesidad de rodear al niño de bastiones seguros en los que cimentarse: Voight, Reno, Redgrave y cía.

La cosa chuta, y Cruise se erige en el Asná de la ficción (pa la realiá ya tá L'Asná), y pregreña un engendro de Encadenados rodado con el culo. Es lamentable no ya que la película sea mala: es lamentable que a nadie le importe una mierda: que en una película de cien kilos hayan fallos de racord (las ruedas de las motos que cambian según el momento, camisas con cuellos ora abiertos, ora cerrados), estupideces como la de Sevilla, y tal, demuestra no sólo que el producto es malo, sino lo dicho, que a quienes lo parieron, les importa una mierda.

FXavier dijo...

Hecho: Cuando quiere, Tom Cruise es - o era - un buen actor (tranquilos, me he puesto el paraguas anti tomates).

Hecho: una vez fue listo, y supo conducir su carrera con mano de hierro. Mucho más limitado que varios de sus compañeros de generación (Dillon, Judd Nelson,etc.), demostró una sutil inteligencia eligiendo películas (Nacido el 4 de Julio, Entrevista con el vampiro, en un papel por el que nadie le daba un duro), y una nada desdeñable valentía a la hora de trabajar con actores mucho mejores que él: El color del dinero y Newman, Rainman y Hoffman, La tapadera y Hackman, Algunos hombres buenos y Nicholson.

Hecho: Dios tiene muchas maneras de llamarte imbécil, una de ellas, es darte demasiado poder. Ahí es cuando la cagas. Ahí es donde la cagó el Antoñito Crucero.

¿A alguien se le ocurre imaginarse a James Stewart en los papeles de Robert Mitchum?. Pues no, y eso que los dos eran grandes actores. Pero el sistema de estudios tenía, al menos, eso: zapatero a tus zapatos (con zeta).

¿A alguien se le ocurrió imaginarse a Crise haciendo de Clive Owen, o de Viggo Mortensen, o, en menor medida, de Colin Farrell?: sí, a Tom Cruise.

La cosa le funcionó la primera vez por Brian da Palma, un aliento de vieja película de espías (sobre todo, la primera parte), y una cierta necesidad de rodear al niño de bastiones seguros en los que cimentarse: Voight, Reno, Redgrave y cía.

La cosa chuta, y Cruise se erige en el Asná de la ficción (pa la realiá ya tá L'Asná), y pregreña un engendro de Encadenados rodado con el culo. Es lamentable no ya que la película sea mala: es lamentable que a nadie le importe una mierda: que en una película de cien kilos hayan fallos de racord (las ruedas de las motos que cambian según el momento, camisas con cuellos ora abiertos, ora cerrados), estupideces como la de Sevilla, y tal, demuestra no sólo que el producto es malo, sino lo dicho, que a quienes lo parieron, les importa una mierda.

marcbranches dijo...

Punto a punto, como el emule:

-Hecho 1: Tom Cruise no es buen actor cuando quiere, sino cuando puede. Es decir, cuando el personaje se adapta a sus características y tiene un director que sabe con quién está trabajando (P.T. Anderson o Michael Mann).
-Hecho 2: tito Tom sigue siendo listo. Ahora ya no necesita aprender de los grandes, pero sigue teniendo buen tacto para elegir proyectos. Él sabía que el personaje de "Leones por corderos" le iba a restaurar galones, así como el de "Walkyrie". Apenas hay resbalones en su carrera (pero alguno hay, lo que nos lleva al hecho nº3).
-Hecho 3: amén a absolutamente todo. Hay que insistir en el hecho de que Cruise participa de la producción del film mayoritariamente, con lo cual es tan culpable o más que John Woo del hediondo boñigo que resulta ser esta película. A tito Tom también le importó una mierda... Saludos, Fxavier.

Josep dijo...

Uff: me parece que el con-bloguero Xavier necesita algo más que un paraguas anti-tomates.
El tito Holmes, ciertamente, ha osado trabajar con gente que le da sopa con honda, incluso con pinzas para la depilación cienciológica.

Esta perpretación de una buena serie televisiva como Mission:Impossible merecería, de existir la extinta revista satírica La Codorniz, no una semana, sino un año, de cárcel de papel.

A poco no me levanto de mi butaca cuando vi la estupidez de la "spanish life".

Cruise, narcisista ad-limitum, mostrando todas sus carencias intelectuales que le hacen merecedor honorífico al razzie por toda su carrera.

Sólo está peor cuando le doblan en catalán, pero eso ya es tema para un comentario más denso.

Mal que me pese, Marcbranches, porque prefiero llevar la contraria, estoy contigo a la hora de fundar el club de acérrimos seguidores de las paridas cruisianas.

Saludos.

marcbranches dijo...

Tito Holmes ha conseguido que Josep me dé la razón sin (casi) condiciones... Pues nada, a fundar la Asociación. Nos ponemos las gafas de sol modelo "Risky Business", la camiseta con la leyenda "Vincent" de "El color del dinero", y unos aparatos que emitan descargas eléctricas en los brazos para poder imitar los gestitos de Tomasín en "Jerry Maguire"... y a triunfar.

JB dijo...

pensaba que la tenia olvidada, pero despues de leer tu blogticulo..... la he recordado!!! :-S

una pelicula infecta con errores infantiles hecha para el "lucimiento??" del cruise, perfectamente prescindible.

la escena de la moto levantandose de delante y agarrando el manillar con la mano izquierda, (en las motos, el freno delantero siempre esta en la derecha), es como pàra pegarle con un calcetin sudao :-)))

marcbranches dijo...

Hola, jb, bienvenido al blog. ¿Blogtículo? Es evidente que no conozco demasiado bien la jerga internauta todavía... La verdad es que llamar "lucimiento de Cruise" a esto tiene mala leche... Lo único que se luce es su flequillo (a cámara lenta, of course).

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy