RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
13

VINIERON DEL ESTE



Qué racha llevamos con Cronenberg, oiga; últimamente está que se sale. Habrá quien diga que si se ha vuelto mas comercial, pero eso es en apariencia, y sus obsesiones están en Promesas del este aún mas presentes que en Una historia de violencia, haciendo que disfrutemos como unos enanos (qué malos somos). Vamos a ellas.
- La violencia: la película ya empieza con una escena a bocajarro de las que otros directores convierten en lo mas destacable. Cronenberg nos la presenta con toda la naturalidad y crudeza del mundo. Pero eso es sólo un aperitivo, aún nos esperan algunas mas, pocas pero impactantes.
- La del cuerpo; pocos nos han sabido mostrar el cuerpo humano de una manera tan “palpable”, por decirlo de alguna manera, casi enfermiza. Aquí tenemos a el recién nacido con la mascarilla de oxígeno, el mimo con que se muestra el ritual del tatuaje, o la pelea en el baño, con Nikolai desnudo, totalmente vulnerable a los golpes, que hace que sintamos cada uno de ellos.
- Ambientes opresivos, malsanos. Estamos en un Londres oscuro y lluvioso, donde la acogedora cocina de un restaurante especialista en ensaladilla rusa resulta ser la puerta del infierno.
El trío masculino está soberbio. Vincent Cassel demuestra con creces porqué es el “niño malo” del cine francés y el por qué ha podido cautivar a una diosa como Mónica (demostrando, de paso, que es un pelín morbosa ¿acaso es una pega?). Su Kirill es de una violencia extrema, obsesionado con su padre y capaz de hacer cualquier cosa por él.
Armin Müeller-Sthal, como Semyon, capo de la mafia rusa, está perfecto. Tras su aspecto paternal bondadoso y voz susurrante esconde un auténtico demonio, mucho mas cruel y perverso que su hijo.
Y Viggo como Nikolai. Viggo apagando un cigarrillo en su lengua, señalando el cuello con un gesto amenazador, mostrando un cuerpo tan tatuado como el de Max Cady o sencillamente apoyado en una moto. Demostrando que es una presencia de las que llenan la pantalla de una forma bestial. El rey ha muerto. Viva el rey.
Habrá quien comente sus similitudes con Infiltrados, Una historia de violencia o El padrino, que las hay, pero es lo de menos; que no se le ha sacado todo el provecho al personaje de Naomi Watts, que es cierto, o que el final puede resultar decepcionante ya que no está a la altura del tono del resto del film, pero todo lo demás hace que nos lo pasemos tan bien que por lo menos yo se lo perdono y espero con ansiedad ver su próxima película.
Actualización de última hora: Quisiera agradecer a La última sesión por habernos concedido El premio solidario. A este paso nos van a faltar estanterias para los premios. Que alguien llame urgentemente a Pepe Gotera y Otilio.

13 comentarios:

Heitor dijo...

Muchas ganas de ver la nueva del viejo Cronenberg. De momento me ha decepcionado pocas veces (una de ellas Crash, que me horripiló), así voy con buen feeling.

alicia dijo...

No creo que te decepcione en esta ocasión, Heitor. Para mi es de lo mejorcito de este año.

Josep dijo...

Gracias por el consejo, Alicia: sólo con que esté a la altura de la última, ya valdrá la pena ir al cine... caso que la exhiban en "mi" cine, que ya se verá...

Saludos.

alicia dijo...

Que poderío, Josep, así que tienes tu propio cine, que envidia ¿y te obligas a cumplir con la cuota de pantalla?

Josep dijo...

Je, je, no creo que aceptara obligaciones así...

Digo "mi" cine porque prácticamente es el único al que voy, dada la enorme pereza que me da coger el coche, ir a la ciudad, aparcar, hacer cola, y volver.

Comprensible, cuando "mi" cine está a dos minutos de casa, andando... :-)

Lo bueno, que está cerca y tiene pantalla grande, pero grande de verdad.

Lo malo, que debe estar fuera del circuito de algunas distribuidoras.. :-(

¿Que cual es ese cine?
En mi bloc está la respuesta :-)

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

Nota mental: la niña sabe demasiado. Ah, y tengo que acudir a la sala oscura más próxima a videar este film tan tolchocante.

alicia dijo...

Pues me rindo, Josep, si estuvieras en Barcelona podría hablar del Urgel, el Aribau o el Regio Vistarama Palace (¿aún existe?)
Möbius, no acabo de entender tu nota; ¿lo de "niña" va por mi? Es que hace mucho tiempo que no me llaman así. Te aseguro que nunca se sabe demasiado

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Yo, tras haber visto MATAHARIS, LA HUELLA y EL ORFANATO, esta va a ser la próxima que vea.

Saludos

alicia dijo...

Me ganas por dos, Alberto

DiegoAlatristeyTenorio dijo...

Vuelvo a verla en mi casa tranquilamente y solo me queda por rezar para que la dupla Cronenberg-Mortensen perdure por mucho tiempo. Me encanta como el maestro canadiense enfoca la distorsión de la personalidad,y, por supuesto, el salvajismo inherente al ser humano, que explota en su afán de supervivencia e incluso se extiende a las relaciones sexuales...

Creo que fué Jordi Costa, el que dijo que veía un trasfondo de cuento navideño. Y pardiez!!! Algo de eso hay!!! No creo que todo el tema de la niña recién nacida, ese final redentor, y la obviedad de que la película se desarrolle entre Navidad y Año nuevo sea arbitrario... .

Cronenberg crea un submundo de perturbadora violencia, de personajes tan complejos como ambiguos, trabando una trama en la que la psicología y los sentimientos de sus protagonistas tienen preponderancia sobre los giros argumentales.

Y voto a Dios!!! tito Viggo está enorme. Deja huella, de verdad. Da miedo, destila auténtica dureza por cada poro. Impresionante.

Incluso Vincent Cassel, habitualmente pasado de rosca y rostro corriente para los papeles más histéricos, aquí da en el clavo.
La escena de la sauna, por cierto...perturbadora, salvaje, animal. Impresionante. De lo mejor del año, qué digo, de lo que llevamos de siglo!!! Y sin duda, de lo más inquietante y brutalmente lúcido que haya rodado el amigo David Cronenberg. Frases como la de "Juegas con el príncipe para poder hacer negocios con el rey", hablan de lo bien estudiado que está este guión, bajo mi punto de vista el mejor que he visto en lo que va de año.

No hay que dejar de mencionar esa maravilla de banda sonora que ha compuesto el maestro Howard Shore para ésta película, donde impera un violín desgarrador que nos encoge el alma y nos lleva al pellejo de esas pobres crías que en las frías llanuras de la extinta Unión Soviética, abandonan su tierra con la esperanza de una vida mejor formulada por unos tipos sin escrúpulos en forma de promesas, "Promesas del Este".

alicia dijo...

No había caído en lo de perverso cuento navideño, JR, pero tienes razón: joven virginal embarazada, Semyon es como un dios, Kirill el Hijo... y no sigo porque a este paso me excomulgan.
También espero que la asociación Viggo/Cronenberg siga adelante, dando tan buenos resultados como hasta ahora.

Laura Hunt dijo...

Pues aquí otra que se une a los deseos de que Viggo Mortensen y David Cronenberg sigan trabajando juntos por mucho tiempo, porque menudo par de peliculones que nos han regalado.

Poco puedo yo añadir a todo lo dicho, solo mostrar mi acuerdo en lo que se refiere a esa alucinante secuencia que tiene lugar en la sauna, una de las más violentas que he visto en mucho tiempo, sobre todo porque está rodada de una manera tan brutal y tan realista que casi te duelen los golpes y las cuchilladas. Yo no pestañee durante toda la escena... y eso que casi tenía el impulso de taparme los ojos, ante lo que veía.

La verdad es que todo el reparto en esta película está perfecto, pero yo tengo que destacar a Viggo Mortensen, porque es que su presencia llena la pantalla, y sabe dotarlo de la ambigüedad exacta: tienes la sensación al verlo de que puede ser un tipo peligroso, pero también, al mismo tiempo, de que es una buena persona, y sabes que el personaje de Naomi Watts va a poder confiar en él.

Por cierto, Juanra, muy interesante eso del cuento navideño. Ni se me había ocurrido, pero ya que lo mencionas, creo que no va desencaminada la cosa.

Saludos!

alicia dijo...

La escena de la sauna va a traer mucho que hablar; aparte de que está muy bien traida, ya que hace que por los tatuajes los personajes puedan identificarse, por un lado, y hace que te sientas tan vulnerable como ellos, por otro.Tenía sentadas a mi lado en el cine a unas señoras marujonas y a las pobres casi les da algo

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy