RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
9

OLVÍDATE DE MI




No recuerdo olvidarte”, Leonard Shelby.
"¿Dónde estoy?", "¿Qué estoy haciendo aquí?", "¿Quién es la persona que me está hablando?", "¿La conozco?".
¿Puede haber preguntas mas angustiosas que estas? Pues bienvenidos a un momento en la vida de Leonard Shelby.
Memento fue el descubrimiento de Christopher Nolan (que no, Marcbranches, que no voy a hablar de Batman), un brillantísimo ejercicio de estilo que hacen de ella una de las películas mas originales y con un mejor guión y montaje de los últimos años. Casi nada.
Leonard (Guy Pierce) tiene una enfermedad: no puede crear recuerdos (no es ciencia ficción, existe); para evitar olvidar las cosas, va siempre con una polaroid y tatuajes que se ha ido haciendo en el cuerpo indicando las cosas importantes. Es un post-it andante.
La historia se nos cuenta de dos maneras: en forma de flash- backs progresivos en color empezando por el final, y lo que va sucediendo de manera “ordenada”, mediante escenas en blanco y negro. De esta manera se consigue que sintamos la misma sensación de desconcierto que Leonard, ya que nunca sabemos lo que ha pasado con anterioridad.
Basada en un relato de su hermano Jonathan (al igual que The prestige), la película de Nolan trata sobre la importancia de la memoria, de la búsqueda de la propia identidad, pero lo malo es que –como veremos- los recuerdos pueden ser manipulados, de modo que ¿cómo saber si son verdad o no?, y todo ello lo hace bajo la forma de un thriller en la mas pura tradición del cine negro, con crímenes, engaños y femmes fatales por enmedio (qué perversa es esa escena en la que Carrie Anne Moss insulta a Leonard, para luego recoger todos los bolígrafos y marcharse para esperar a que pase el tiempo, sabiendo que lo habrá olvidado todo), pero con un tratamiento totalmente nuevo, en el que cada pieza encaja como un mecanismo de relojería, Nolan obliga a que el espectador ponga a trabajar sus neuronas, algo al que estamos poco acostumbrados y se agradece (vamos, no seáis perezosos).
Guy Pierce consigue una de sus mejores interpretaciones, acompañado por Joe Pantoliano como su aparente amigo Teddy y Carrie Anne Moss como Natalie una camarera que le quiere ¿ayudar? Trinity, Trinity... Por lo visto Leonard no era el Elegido. O tal vez lo sea pero no se acuerda.

9 comentarios:

Josep dijo...

Ciertamente, Alicia, Nolan alcanzó, con ayuda del montador, un lugar de privilegio con Memento: a pesar de su particular caligrafía cinematográfica, se sigue con atención y el esfuerzo se ve recompensado.
Además, el uso del montaje es adecuadísimo a las características mentales del protagonista, con lo que la dificultad en seguir la trama nos introduce de forma perfecta en la historia vital de Leonard; no es, desde luego, un artificio para epatar al personal, como ocurre en otros films.
Saludos.

alicia dijo...

Efectivamente, Josep, aquí no se trata de un efectismo barato para deslumbrar al personal, sino que es la manera perfecta de hacer que comprendamos a Leonard y compartamos su desconcierto y desconfianza ante todo lo que ve.

Heitor dijo...

Grandísima película de esas que provocan que las conversaciones se prolonguen varias horas más allá del patio de butacas. Recuerdo salir con un amigo de la sala y pasarnos un buen rato en plan, entonces cuando dice aquello... y cuando recuerda tal... ostras, claro, entonces esto encaja con lo de más allá.
Un puzzle muy bien montado.

Laura Hunt dijo...

Pues si, creo que estamos todos de acuerdo. La manera en que Nolan eligió contarnos Memento es la ideal, porque, tal y como ya habéis comentado, nos hace comprender perfectamente como se siente su protagonista. Pero la verdad es que al final todo encaja y se entiende perfectamente. Es una película que requiere de toda tu atención, pero lo cierto es que resulta entretenidísima. Y Guy Pierce está muy bien. También estaba genial en L.A. Confidential, por cierto.

Un saludo.

alicia dijo...

Cierto, Heitor, Memento da para hablar mucho, y creo que eso es bueno.Y como dices tu y Laura, todo encaja a la perfección al final. Se puede ver varias veces que nunca decepciona y hace que todo se comprenda mejor ¿es Leonard realmente quien cree que es? esa es la mayor interrogante

Manuel Márquez dijo...

Pues aquí, compa Alicia, otro "mementero", o "mementista", o como se llame, del film en cuestión, que me parece una auténtica joya y que, gracias a mi memoria cinematográfica de pez (se me olvidan los detalles a las pocas horas de haber visto una peli: ¿tendré la enfermedad del Shelby...?), puedo disfrutar como si tal cosa cada vez que vuelvo a ver... Lástima que no pueda pasar por aquí últimamente como antaño, ando mal de ocupaciones, pero está claro que, cuando paso, siempre me encuentro con gloria bendita...

Un abrazo.

alicia dijo...

Me ha gustado el palabro de mementero o mementista, Manuel. Mira de no estresarte demasiado, y cuando puedas pasarte por aquí lo mas probable es que no te encuentres con gloria bendita, sino con marcbranches y alicia malditos, aunque si te servimos igual...

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/Traslaspuertas

Memento fue una de mis películas favoritas hace años... La he visto bastantes veces y me sigue gustando, aunque ha perdido fuerza.


Grandioso ese "Lenny"

Saludos

alicia dijo...

Leonard creo que es uno de los personajes mas carismáticos del cine de los últimos años,Alberto, junto con Tyler Durden. Yo no creo que haya perdido fuerza la película, aunque probablemente la habré visto menos veces que tu, y eso influye.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy