RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
6

OBERTURA EN PECADO MAYOR




¿Cuál es la mejor manera de empezar el año? ¿Sentándose delante de la lista de buenos propósitos de Año Nuevo que escribimos el otro día en el ordenador? Venga, repasemos todos juntos:


- Empezar a hacer una dieta sana y equilibrada. Eso significa que mi frenética contribución a la extinción del cordero lechal de estas fiestas deberá de ser compensada con, aproximadamente, tres años de desayunar, comer y cenar coles de Bruselas y yogures de broccoli. Al peo.

- Dejar el alcohol. Vale, lo dejaremos. En el estante de arriba.

- Hacer deporte. No, este sí que pienso cumplirlo. Me he pedido para Reyes el PES y el NBA 2K10 de la pleiestaichon tres. Joder lo que voy a sudar.

- Leer el “Ulises” de Joyce. Creo que prefiero repensarme lo de la dieta.

- Empezar a ver el “Sálvame de luxe” para así tener conversación en el trabajo. OK, pero con el “mute” en posición ON. Es un buen propósito, no sadomasoquismo.

- Aprender a esquiar: yo también quiero “subir a Baqueira-osea”. ¿Alguien sabe si se puede aprender online?

- Acabar de ver, de una puñetera vez, “Carnivále”. Es que no puedo con Nick Stahl, no puedo...

O también se puede empezar el año, coherentemente, con unos títulos de crédito iniciales. Y unos de los más celebrados de los últimos lustros son estos de Kyle Cooper (aunque gran parte de culpa la tiene esa sintonía que suena como uña chirriante en pizarra, cortesía de Nine Inch Nails) para “Se7en”, en los que se nos muestra el carácter compulsivo y malrrollista del filme de David Fincher y de su clamoroso villano; aunque también podría ser una grabación de marcbranches escribiendo sus felicitaciones de Año Nuevo, si se vieran los ratones descabezados que suelo adjuntar a las mismas...

Empieza, pues, la película del año 2010. Me gustaría ser más optimista.

6 comentarios:

ANRO dijo...

Vamos a empezar el año muy formalitos. No creas que esa "felicitación marcbranchiana" va mal. En ocasiones, yo diría que en más de una ocasión, el lado oscuro se cruza delante de tus ojos cuando crees estar escuchando una divina melodía. Sin ir más lejos, a nosotros nos ocurrió que horas antes de la medianoche del 31 nos avisaron de la muerte de un familiar.....o sea, que ¿dónde colocas la alegría?
Vamos a tomar lo que tenemos y esperar poco para alcanzar suficiente y si nos quedamos vacíos, empecemos de nuevo.
C'est la vie! Por lo pronto mi único deseo es que se pasen Reyes y volver a la normalidad, o eso espero.
Un abrazote.

marcbranches dijo...

Con la atmósfera artificial que se suele crear por estas fechas, parece que estamos en una burbuja en la que las desgracias son imposibles. Pero son fechas como cualesquiera, forman parte de la vida, y la vida tiene sorpresas... Siento lo del familiar, y comparto tu deseo de que el 7 de enero, una de mis fechas preferidas, imponga la cordura. Saludos.

Lázaro dijo...

Buenas tardes Marcbranches y feliz año....
siempre suele pasar lo mismo todos los años,los buenos propósitos,,
al cabo de unas semanas estos se van a pasear..
esperemos que se arregle un poquito la economía,si no malamente.
las intros que hay en las pelis de Fincher,son una maravilla..
se nota que proviene del mundo de la publicidad..
un saludo

marcbranches dijo...

Japi niulliar, Lázaro. Las intros de Fincher son de Kyle Cooper, y de las diferentes empresas con las que ha trabajado (ahora tiene una propia, creo), así que el crédito es para él, mas que para Fincher. Saludos.

Viena dijo...

Aaaiiss, qué grima dan estos títulos de crédito con esa musiquilla. Hay que reconocerles el mérito porque eso debían pretender. Gran peli.
En circunstancias normales estaría de acuerdo con vuestros deseos de que llegue el 7 yaporfin, pero es que he tenido unas mini-mini vacaciones y se acaban ese día. No quierooo.
En cuanto a los propósitos de principio de año, ¿para qué todos juntos ahora?, mejor poquito a poquito y de los que pueden cumplirse. Con esos sí que puedes ser optimista. O no.

marcbranches dijo...

Hola Viena, feliz año. No creo que se pueda ser optimista con los propósitos nuevoañeros, se distribuyan como se distribuyan: como ya sabes, un pesimista es un realista bien informado. Y, para que veas que estoy en lo cierto, te recuerdo, con todo el cariño del mundo, que mañana vuelves al tajo.



De nada.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy