RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
9

THERE WILL BE BLOOD



Ha llegado el momento de hablar de uno de los personajes más interesantes de las series de televisión de la actualidad. Muchos pensareis que me refiero a cierto yonki con cojera, pero no es así, sino a alguien mucho más complejo.

Dexter Morgan (Michael C. Hall) tiene la apariencia de ser un buen chico, trabaja con los forenses de la policía de Miami como especialista en sangre, es el hermano perfectode la deslenguada Debra (Jennifer Carpenter) y el novio atento y comprensivo de una mujer Rita (Julie Benz) que había sido tratada brutalmente por su ex marido. Parece alguien ideal, ¿no?. Tan sólo tiene el pequeño inconveniente de que es un asesino en serie, pero distinto a todos los que hemos conocido.

Dexter fue adoptado por un policía. Su padre no tardó en descubrir que el niño tenía instintos asesinos, pero en lugar de horrorizarse y apartarse de él tuvo una ocurrencia genial: ya que el niño tenía ese instinto ¿porqué no usarlo para algo útil? Así empezó a formarse lo que se llamaría el “código”. Sólo podría matar a alguien que realmente se lo mereciera y hacerlo de manera que no quedara ninguna prueba. La parte más dura del código es que implicaba que su comportamiento debía ser siempre ejemplar, para que nadie sospechara de él nunca. De este modo, un auténtico sociópata como él ha tenido que pasar toda su vida comportándose como un ciudadano modelo, aparentando sentimientos que no tiene, ya que no tiene absolutamente ninguno.

Aunque ha cometido multitud de asesinatos, cada temporada de la serie se centra en una de sus víctimas que por una razón u otra le cuesta mucho más de eliminar, pero –y eso viene a ser lo mejor de la serie- con los que llega a tener un entendimiento que sabe que no puede tener con otras personas.

La primera de las temporadas fue la mejor, el contraste entre la soleada, colorida y hortera Miami con el mundo de Dexter, oscuro y sangriento funciona muy bien, así como el que se crea con lo que hace y lo que dice su voz en off, ya que él nunca dice lo que piensa. Además, el suspense del asesino del furgón de hielo mantiene en vilo al espectador hasta el último episodio. A partir de la segunda temporada la cosa decayó, al igual que en la tercera, pero lo mejor seguía siendo la relación de Dexter con sus víctimas principales: una mujer que le ama como és, o un amigo con el que puede compartir sus secretos. Pero al final el código se imponía sobre todo. El uso del “fantasma” del padre de Dexter es un recurso demasiado fácil e innecesario para una serie de esta envergadura, pero afortunadamente no terminaba de estropearlo todo.

Y llegamos a la cuarta temporada. Parece que entendieron la importancia que tenía el que el antagonista de Dexter fuera un personaje de peso y lo interpretara un actor conocido, de modo que subieron el nivel de la tercera con Jimmy Smits y buscaron a John Lithgow para que interpretara a Trinity, el más peligroso y astuto de los asesinos con los que se ha encontrado, y cumplió el encargo a la perfección. Trinity es cómo podría acabar siendo Dexter con el paso del tiempo: un asesino despiadado que se esconde bajo una impecable imagen de hombre de familia, y a diferencia de el asesino de la camioneta de hielo sabemos quien és desde el primer momento. Una retorcida comida de Día de Acción de Gracias fue una de las mejores escenas de la temporada y una buena muestra de por dónde iban los tiros de la historia. El momento en que Dexter y Trinity por fin se encuentran cara a cara, cuando por fín éste último ha descubierto su auténtica identidad también fue uno de los más memorables, poniendo los pelos de punta con ese enfrentamiento entre dos asesinos tan parecidos y -sin embargo- tan distintos.

Llegamos al último capítulo. Batió el record de audiencia de todas las temporadas, y el sorprendente final corrió de boca en boca de todo el mundo. Nosotros seguimos teniendo una gran duda: ¿Realmente Dexter es el asesino despiadado e insensible que parece, o -finalmente- el uso de la máscara está haciendo que los sentimientos que finje poco a poco se estén volviendo reales, convirtiéndose en todo un padre de familia? El "oscuro pasajero", como suele llamarlo es un inquilino que no se va tan fácilmente, y el final lo ha puesto difícil.

9 comentarios:

ANRO dijo...

He visto varios episodios de Dexter y me ha parecido una serie con mucho gancho, aunque no he visto nada más que capítulos esporádicos. Esa cuarta temporada que citas no la he he podido coger, me pondré en la faena.
Siniestrillo empieza el año. ¡Seven-Marcbranches y Dexter, you!...¡Dios nos asista!
Un abrazote.

alicia dijo...

Pues ya ves, Antonio, parece que los dos somos unos angelitos... caidos. Pero, aparte de eso, Dexter vale la pena y esta última temporada ha estado muy bien.

Linin del Aguila dijo...

Hola!

Mi nombre es Linin del Aguila, soy un lector caserito de tu blog :D y me pregunto si te gustaría intercambiar enlaces con mi pagina. Actualmente tengo una web de descargas.

Si te interesa, por favor agrega a tu página la siguiente información de mi enlace y hazme saber cuando este listo para colocar tu enlace inmediatamente.

Mi información es:

Titulo: descargar gratis

Por favor el titulo enlazado a esta URL:

www.mykromix.com

Quedo a la espera de tu respuesta.

Linin del Aguila

Anónimo dijo...

Hola, escribo por primera vez para felicitarte por tus gustos.Coincido plenamente.
Dexter es el mejor personaje que hay actualmente en pantalla. Series com House, Anatomia de Gray o True Blood acaban cansando, al contrario que ésta si bien la tercer temporada fue floja.
El impacto del último capítulo de la qusrta temporada durará mucho tiempo.

alicia dijo...

Bienvenido, Linín, y gracias, pero la verdad es que somos muy buenos y no queremos que Alex de la Iglesia se enfade con nosotros,y más siendo víspera de Reyes.
Bienvenido también, Anónimo, y gracias. Aunque es cierto que la tercera temporada probablemente haya sido la más floja, me gustó mucho la relación de Dexter y Jimmy Smits, que creo que hizo una de sus mejores actuaciones. Totalmente de acuerdo respecto al final.

Viena dijo...

Alicia, qué conjuntados habéis empezado el año tu y Marcbranches con estas reseñas sobre peli/serie digamos que con "poco espíritu navideño". Aunque los dos ya habíais cumplido con esa tarea unos días antes. Tal para cual.
Me gusta Dexter y me gustó mucho el capítulo final. Reconozco que me costó entrar en la primera temporada, pero después me convertí en incondicional. A mí la tercera no me pareció tan floja, pero es que soy de buen conformar.
Saludos!

alicia dijo...

Pues todo ha sido pura casualidad, Viena, aunque si crees que somos tal para cual debería empezar a preocuparme.El capítulo final ha estado muy bien, pero la verdad es que lo han puesto muy difícil para la siguiente temporada, pero tengo curiosidad por saber cómo continuarán.

Josep dijo...

Ya sabes, Alicia, que soy casi que analfabeto respecto a las series, pero de ésta en concreto he oído hablar en varias ocasiones y ahora, después de tu reseña, me parece que voy a ponerme las pilas para comprobar qué es lo que me estoy perdiendo, porque ya otros consejos tuyos en el tema (y de Marcbranches también) han sido muy efectivos.
Así que gracias por el consejo.
saludos.

alicia dijo...

Espero que te guste, Josep. Olvidé mencionar a Keith Carradine, que hizo una estupenda colaboración en la segunda temporada interpretando a un agente del FBI, que apareció de nuevo en la cuarta.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy