RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
7

DE OCHO Y MEDIO A NUEVE



A veces, lo que es enteramente personal se convierte en algo universal, al identificarse muchas personas con los sentimientos del artista. Esto sucedió con Ocho y medio, que Fellini utilizó para hacer un exorcismo de sus fantasmas interiores, en plena crisis personal y creativa, en el que Marcello Mastroianni se convirtió en su alter ego, aunque demasiado guapo para su gusto. Curiosamente dos de las versiones que han hecho han sido musicales: All that jazz, en la que Bob Fosse sustituyó a Fellini por sí mismo, aunque compartiendo sus obsesiones, a la que añadió una más: la muerte, y Nine, que ha tenido una larga trayectoria teatral, habiendo sido interpretada entre otros por Raul Julia y Antonio Banderas, y estaba cantado que tarde o temprano se llevaría a la pantalla. También estaba claro que, después del éxito de Chicago, Rob Marshall volvería a dirigir un musical.Pero, a veces, dos y dos no son cuatro. ¿Cómo es posible que se haya dado un batacazo tan grande una película que parecía que iba a ser un exito tremendo? Vayamos por partes.

Primero: aunque el reparto es sencillamente espectacular, precisamente ahora más que nunca la presencia de estrellas no es una garantía de taquillazo, ya que recaudan mucho más con películas basadas en los efectos visuales ( y no señalo a nadie en concreto), que además son más baratos.

Segunda, - y para mi prácticamente fundamental- :es que la mayoría de las canciones no son demasiado buenas, salvándose tan sólo Cinema italiano, con Kate Hudson (para mi la revelación de la película) y Be italian. Para que un musical sea verdaderamente grande, hace falta que coincidan varios talentos juntos: director, compositor, coreógrafo y actores. Y eso, amigos, es muy difícil.

Pero, aunque pueda resultar algo decepcionante, tampoco merece ser un fracaso, ya que tiene alicientes suficientes para justificar su visionado. El mayor acierto de la película es jugar con la nostalgia de una época muy concreta: la de la dolce vita, los chicos Martini, Cinecittà… cuando Europa venía a ser la pionera respecto a la progresía intelectual, y eso lo consigue con el vestuario, ambientación y música que suena de fondo en las escenas. Hasta la presencia de Sophia Loren viene a servir como homenaje a esa época.

También se ha de reconocer que es muy agradable ver a Daniel Day Lewis en un registro distinto al que nos tiene habituados, siempre tan atormentado, (algo de lo que Sean Penn y Christian Bale deberían tomar nota) y resulta estupendo verle sonreír, además consigue sin el menor esfuerzo darle el aire seductor que necesita el personaje; y si además está tan bien acompañado, mejor que mejor.

Si queréis una película mejor sobre el cine italiano de esa época, ahí está Dos semanas en otra ciudad, y si lo que buscáis es un musical parecido, tenemos All that jazz. Digamos que en el punto medio de las dos estaría Nine, y con ambas formaría un interesante programa doble, aunque no pudiera soportar la comparación, pero las complementa. O al menos vale la pena intentarlo.

7 comentarios:

Josep dijo...

Que suerte he tenido, Alicia, de no leer hasta ahora tu magnífica crítica, porque no me hubiera atrevido a escribir la mía.

Coincido casi en todo contigo: uno tiene la sensación, vista, que hubiera podido ser mejor, por diferentes elementos que no acaban de funcionar.

Lo de los chicos Martini también lo pensé al ver el número de la Hudson que, sí, está desaprovechada, porque con más minutos su seducción hubiera impactado en toda la sala. Ese es uno de los defectos que le veo: que hay demasiada dispersión.

Pero, desde luego, vale la pena verla.

Saludos.

Gloria dijo...

A mi es que me da un poco de miedo ir a verla... Así entre nosotros, viendo el trailer, es como si Hollywood dijera "vamos a hacer un musical sobre Buñuel" y llenara la película de números musicales con toreros y sevillanas... O peor aún, con los Hombres de Paco.

alicia dijo...

No me digas eso, Josep, que cualquiera diría que me tienes miedo, y eso no lo consigo ni con Marcbranches, que ya es decir. Por supuesto que podía haber resultado mejor, aunque sé que eres de los mios y prefieras Dos semanas en otra ciudad o All that jazz(¿o no?), pero tampoco es tan mala como para que se halla llevado el batacazo que ha tenido, ni mucho menos. Me alegra ver que coincidimos respecto a Kate Hudson.
No creo que falle en ese aspecto, Gloria, yo más bien diría que precisamente la ambientación de esa época es de lo mejor de la película; así que valor y al toro.

Josep dijo...

Veo, querida, que me he explicado mal: tan sólo pretendía aclarar que, leída tu reseña y coincidiendo con ella en su mayor parte, no habría sabido expresarme sin tener en cuenta tu magnífico texto.

Saludos.

alicia dijo...

Te había entendido perfectamente, Josep, pero quise hacer una pequeña broma porque me hizo gracia que no te hubieras atrevido a escribir sobre la película después de leer mi post, nada más.

Timeo dijo...

Ay, no sé Alicia... Si me dices que en "nine" salen prostitutas cutronas como las de "Roma" o alguna estanquera fornida, igual me animo.

alicia dijo...

Hombre, Timeo, yo creo que Fergie se ha esforzado bastante en tener un aspecto verdaderamente felliniano, y de hecho es la única del reparto que lo consigue. Si eso te vale...

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy