RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
15

LA GATA DE OJOS VIOLETA



Ya he comentado en alguna ocasión lo que me gustan las historias situadas en el Sur de los Estados Unidos, y si encima están basadas en una obra de Tennesse Williams, mejor que mejor. Vayamos por el bourbon mientras escuchamos rythym and blues.
La gata sobre el tejado de zinc caliente (en la traducción española se suprimió la última palabra del título, por ser demasiado sugerente, aunque así no tenía ningún sentido) es una de las obras mas conocidas de Williams, y fue estupendamente adaptada por Richard Brooks.
Durante la celebración del cumpleaños del todopoderoso cacique del lugar, Big Dad, aparecerán todos los trapos sucios de la familia: mentiras, engaños, envidias... El retrato de cada uno de los personajes es impecable:
Big Dad, (soberbio Burl Ives) quintaesencia de todo cacique sureño, es un selfmade man que ha levantado un imperio; está a acostumbrado a que se haga lo que dice y nunca ha mostrado la menor muestra de cariño a su mujer, hijos o nietos. Su propio sentido de la moralidad no le impide tener todas las amantes que le apetezca, ya que está por encima del bien y del mal.
La abuela (Judith Anderson) es la que siempre ha estado a su lado, cumpliendo sus deseos; sabe que él no se casó enamorado de ella, pero ella le adora y por eso soporta todos sus desplantes. Es increíble que sea la misma actriz que hizo de la perversa Mrs. Danvers.
El hijo mayor, Cooper (Jack Carson) durante toda su vida ha obedecido las órdenes de su padre sin decir nada, estudiando lo que quería, casándose con la mujer que le eligieron y teniendo hijos con ella para dar unos herederos a la familia. Pero su padre le ignora totalmente.
La mujer de Cooper, Mae (Madeleine Sherwood), fue una reina de belleza en su juventud, pero ahora poco queda de ella; embarazo tras embarazo (es tan fértil que se queda en estado tan sólo con que le toquen el pensamiento) se ha convertido en una mujer vulgar, ambiciosa y cotilla, siempre rodeada de sus monstruos cuellicortos.
El hijo menor, Brick, (Paul Newman), a pesar de ser el niño malo ( o tal vez precisamente por ello) es el favorito del padre. Fue un deportista famoso en su juventud y vive aferrado al pasado, pegado a una botella de whisky.
La esposa de Brick, Maggie, (Elizabeth Taylor) era de origen muy humilde; está locamente enamorada de su marido y haría cualquier cosa por retenerle y que no les quiten lo que les pertenece, ya que como ella dice “Se puede ser joven sin dinero, pero no puedes ser viejo sin él”.
Estos personajes se insultarán y gritarán los unos a los otros en busca de la verdad, uniéndose una oportuna tormenta a la tormenta que estalla en el interior de la casa.
A pesar de que la censura suavizó el texto y modificó las referencias a la homosexualidad, la pareja de protagonistas poseedores de los ojos mas famosos de la historia del cine rezuman tanto atractivo y ella luce tan glamourosa en ropa interior que el erotismo se sobreentiende. Como dice la madre de Brick, cuando una pareja no funciona es que hay algún problema en la cama (aunque como dijo Groucho refiriéndose a ésta famosa frase de la obra, si se refería a sólo esa cama Williams debería repasar toda su obra); pero Maggie, como buena gata, siempre cae de pie y aguantará aunque el tejado esté ardiendo. No la culpo.

15 comentarios:

Hatt dijo...

Las historias de T. Williams siempre huelenn a alcohol, turbiedad, sur y sexo.
Aunque a mi Liz Taylor nunca "me ha llamado".

Un saludo Alicia.

Josep dijo...

Ya supondrias, Alicia, que iba a aparecer por aquí, amante como soy del teatro de Tennessee Williams.

Como no puedo discrepar contigo en tu excelente (aunque para mi gusto demasiado breve) comentario, procedo a discrepar con quien me ha precedido, ya que declaro solemnemente que nunca jamás he visto a Liz más guapa, más sexy y mejor actriz que haciendo de gatita.

Los intérpretes, todos, son excelentes, y aunque la censura (maldita, maldita mil veces) se cebara con el texto original, creo que Brooks hace una buena adaptación, convirtiendo el defecto de la teatralidad en atmósfera opresiva, cárcel que obliga a todos y cada uno de los personajes a enfrentarse una y otra vez, conservando, por suerte, la riqueza del lenguaje.

¿He dicho ya, que me encanta Liz Taylor en ése papel de gatita en celo?
¡Magnífica!
¡Superlativa!
¡Le robaron el Oscar!

Saludos.

Anónimo dijo...

Es curioso, hace unos días le comentaba a Josep que había interpretado a Maggie en un montaje de aficionados. La cosa fué de leyenda, porque no disponíamos del texto en español y hubo que pedir ayuda a una amiga americana que nos facilitó la obra ¡pero en inglés¡...Hubo que traducirla, con todos los defectos, pero con una gran voluntad....La cosilla tuvo cierto éxito. Nos aplaudieron bastante y todos nos quedamos tan anchos. Por cierto el papel de Brick lo hacía un chiquito que no tenía que envidiarle nada de nada a Paul Newman, excepto los ojos. Juan José los tenía negrísimos....uhhhh
Bueno una no tiene tampoco los ojos de la Liz, pero daba bien el tipo, para qué andarse una con falsas modestias.
Un besito, Hildy

anro dijo...

Juro que yo no ví la función donde Hildy interpretó a Maggie, pero estoy completamente seguro de que lo hizo sensacional.

¡Qué decir de esta peli¡...A mí me tuvo con el ánimo turbio ni sé el tiempo. Ver a Liz, cuando estaba en todo su esplendor, agarrada a los barrotes de la cama.....¡madre mía¡

El Sur de los EEUU es mi asignatura pendiente, es una región que me trae loco por su música, por sus mitos...por todo. El año del Katrina habíamos pensado la ruta Chicago-Detroit-New Orleans. A última hora cambiamos por LA- Las Vegas -San Francisco. Justo el penúltimo día de viaje, cuando cruzábamos el Golden Gate, nos enterabamos del desastre de New Orleans...¡¡Hubieramos estado en el ojo del huracán¡¡¡
Por cierto en poquito más de un mes os saludaremos desde NY y Washington...¡¡¡¡la de cosas que llevo en lista para comprar¡¡¡¡
Un abrazote.

alicia dijo...

Hatt, yo añadiría que las historias de Williams huelen a muerte y a la lucha entre verdad y mentira
Claro que te esperaba, Josep; si mi comentario te ha parecido corto es porque no soy como Marcbranches, que los hace kilométricos, y porque creo que lo bueno si breve dos veces bueno (toma ya modestia). Totalmente de acuerdo en que Liz nunca estuvo mas guapa y mas de todo que haciendo de Maggie la gata. A mi también me parece una buena adaptación, confrontando las dos discusiones que hay al mismo tiempo, la de Brick cn su padre en el sótano y la del resto de la familia.
Enhorabuena, Hildy, por haber podido interpretar un papel tan espléndido como el de Maggie, y si tu compañero de reparto valía tanto la pena como dices, mejor todavía.
Veo que compartimos el gusto por el sur, Anro; lo que daría por ir a Nueva Orleans, visitar el Barrio Francés, oir jazz y comer jambalaya; y enhorabuena a Hildy y a ti por vuestro futuro viaje.

Mlavix dijo...

Pues yo de la película me quedo con el "click" de Brick.

Un saludo.

alicia dijo...

Mientras no necesites tomar tanto whisky para conseguir el click como Brick, mlavix...

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

El duelo interpretativo con los dos pares de ojos más bellos de la historia del cine, probablemente...

Saludos cordiales!

alicia dijo...

Sin duda, Alberto; si no son los mas bellos son los mas famosos

Laura Hunt dijo...

Gran obra de Tennessee Williams e inolvidables interpretaciones, las de esta película!

Hace muchísimo que no veo La Gata Sobre el Tejado de Zinc, pero es una película que me encanta y por culpa de tu comentario me han entrado unas ganas tremendas de volver a verla, aunque nunca la he visto en dvd, así que no se si existe.

Habrá que enterarse.

Saludos!

Una gran historia e inolvidables interpretaciones

alicia dijo...

Asumo mi parte de culpa en que quieras volver a verla, Laura. Por lo visto sí que está en DVD, aunque no recuerdo haberla visto

Mar dijo...

Es una de mis preferidas, gran actor Paul Newman, no me canso de ver su peliculas :)

alicia dijo...

Bienvenid@, mar.Paul Newman está estupendo, y aunque repitió obra de Tenesse Willams dirigido de nuevo por Richard Brooks en Dulce pájaro de juventud, para mi La gata sobre el tejado de zinc caliente es superior

Castigadora dijo...

He estado fuera un tiempo y al repasar el blog me encuentro con este post. No podía dejar de dar mi opinión sobre esta película, porque realmente es una de mis favoritas, me encanta, me se incluso los diálogos.
Para mi una de las mejores escenas es cuando Paul Newman, se encierra en el baño y huele y abaraza el camisón de ella.
Es que me fascina esa escena. Igual que aquel llanto seco, que se queda en sus ojos cuando discuten los dos.
Una película memorable.

Un saludo

alicia dijo...

Muy buena esa escena, Castigadora, indicando que la armadura de Brick se está agrietando ¿y es que quien puede resistir después de estar tantos días en la misma habitación con una gata como Liz?

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy