RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
10

UN RAYO DE SOL




Últimamente parece que se está poniendo de moda el llamado cine indie, hasta en las últimas nominadas a los Oscars de este año se encontraban algunas que podrían llamarse así. Películas rodadas fuera de los grandes estudios, con presupuestos mucho más modestos, como es de pensar, sin grandes estrellas ni grandes efectos especiales. Tal vez la gente esté un poquito cansada de tanto cine palomitero con espectaculares persecuciones, explosiones, etc., (porque, a decir verdad, han usado tanto la fórmula que resulta repetitiva), o puede que tan sólo sea una cuestión de modas. El tiempo lo dirá. La verdad es que mas bien diría que la industria del cine está descubriendo un nuevo filón, porque con películas baratas han conseguido auténticos éxitos de taquilla (no bombazos, por supuesto, pero sumamente rentables; como decía un personaje de La condesa descalza, “Convertir cien dólares en ciento diez es trabajo. Convertir cien millones en ciento diez millones es inevitable") y algunas estrellas tienden a coquetear entre el cine independiente y el comercial, de modo que creo que las diferencias se irán acortando y nos venderán como independientes películas con vocación comercial. ¿Me he hecho un lío? Espero que no. Para explicarme un poco mejor tomemos uno de los mayores éxitos recientes del llamado cine indie, Pequeña miss Sunshine.
Primero.- Productora pequeña, Big beach films. Cumplido. Pasemos al siguiente.
Segundo.- Reparto. Efectivamente, no hay estrellas, sino estupendos actores como Greg Kinnear (que me cae genial), Tony Collette, Alan Arkin, un irreconocible y comedido Steve Carell, uno de los actores que con There will be blood se perfila como una de las mayores promesas de la actualidad, Paul Dano, y todo un descubrimiento, Abigail Breslin, dispuesta a quitarle el trono de mejor actriz infantil a Dakota Fanning.
Tercero.- Argumento basado especialmente en sentimientos. La historia trata sobre una familia que en principio puede calificarse como “atípica”: abuelo drogadicto y hedonista; hijo obsesionado con los “nueve pasos” para conseguir el éxito, una mujer que hace lo que puede para mantener a todos unidos, su hermano homosexual con tendencias suicidas y sus dos hijos: uno que se niega hablar porque odia a la humanidad y una niña obsesionada con los concursos de belleza infantiles, pese a sus gafotas y barriguita. Aunque todos se sienten unos perdedores, se niegan a serlo (no en vano la palabra “fracasado” es la que mas se repite en la película). No estamos en una historia tan negra como las de Todd Solondz, sino en una comedia agradable, en la que la familia se mantiene unida como una piña, y la sensación que nos dejan al final no es de que sean unos perdedores, sino unos ganadores. Ergo, mensaje tradicional aunque convenientemente camuflado.
El final resulta un poco decepcionante, aunque el numerito musical de Abigail resulte muy divertido, pero aún así es una película que se ve con agrado; aunque no sea la gran obra maestra que algunos nos han querido vender.

10 comentarios:

DiegoAlatristeyTenorio dijo...

Aún gustándome mucho la película,yo creo que nos la metieron doblada con ésta. Porque sigo teniendo mis dudas de que podamos referirnos a ella como una película "independiente" ya que es una clarísima repetición de fórmula ganadora, precisamente esa de los personajes entrañables, situaciones cómicas y trágicas a la vez, protagonismo de los actores y los diálogos, relaciones personales, etc, recordándome a un montón de películas similares de esas que se llevan ahora, que pretenden ser reales pero luego van a lo fácil/espectacular para buscar el aplauso del público y de la crítica más benévola.

Dicho esto, la película es casi impecable (no me cuadra la exageración de los personajes). Casi todo lo cómico funciona a la perfección (geniales las ocurrencias de Greg Kinnear, sobretodo el momento en que huyen del hospital). A los personajes (por forzados que sean) les acabas cogiendo cariño, e incluso hay sitio para varios momentos bonitos en torno al padre y al hermano suicida, por ejemplo. Por haber, hay incluso escenas más serias con la niña y con el abuelo, que es yo creo el único sitio del que se puede sacar algún mensaje.

De todas formas (pensando lo contrario que tú, jefa) si en algún punto se redime de sus pecados esta película no cabe duda de que es el final, el momento verdaderamente insobornable de todo el metraje con todo lo que ocurre en el concurso de niñas

Josep dijo...

No será una obra maestra, ciertamente, pero, desde luego, sí un soplo de aire fresco necesario entre tanto adocenamiento virtual de acción sin sentido.

Hay un guión, hay unos diálogos, y, por encima de todo, hay unos intérpretes buenísimos que deslumbran: tanto Greg como Toni demuestran saber actuar "escuchando" al compañero de escena, y eso (que es muy difícil) hacía tiempo que no lo veía en una película.

Por no hablar del estupendo Alan, gran desaprovechado del cine.

Saludos.

Hatt dijo...

A mi realmente no me terminó "de decir nada". Entretenidica y ya está. Y, estoy totalmente de acuerdo contigo, el mensaje es totalmente conservador...

Un saludo.

anro dijo...

Hombre, Alicia, no restemos méritos a una peli porque el boca a boca la convirtió en poco menos que uun boon.
La peli no solo es simpática. La niña no se hace insufrible y los actores están todos que se salen. ¡Qué más pocemos pedir en los tiempos que corren¡...Para colmo,el guión está muy bien hilado. El aguijoneo a los sentimientos familiares se puede perdonar ¿No crees?
Un abrazote

Laura Hunt dijo...

Estoy de acuerdo en que Pequeña Miss Sunshine no es una obra maestra, y que tampoco es exactamente "cine independiente". Es verdad, pero no por ello deja de ser una buena película, con un buen guión, con buenos diálogos, excelentes actores, y momentos realmente divertidos. Vamos, que el que no sea exactamente lo que nos quisieron "vender" no tiene por qué quitarle los méritos que tiene. Y es que, de vez en cuando, da gusto ir al cine y salir con tan buen sabor de boca.

Saludos!

alicia dijo...

Voy a puntualizar,JR, que no me refiero a toda esa galería de horribles freaks de niñas maquilladas como Barbies y todo eso, que me pareció de lo mas estimulante de la película, sino al final-final, que después del concurso se vaya la familia sin mas; eso sí, felicitando a la niña y con el hijo sin darse por vencido de ser piloto.
Tanto Greg Kinnear como Tony Collette son dos actores a prueba de bomba, Josep, magníficos los dos; sin duda el reparto es uno de los aciertos de la película.
El mensaje es conservador, Hatt, en efecto, aunque menos molesto que en otras películas, porque los personajes funcionan y son creibles.
Anro no discuto las virtudes de la película, que las tiene, lo que no comparto es que nos la quieran vender como una obra maestra que responde a todos los problemas de la existencia; no sé si me explico
Efectivamente, Laura,es una película muy agradable, pero a lo que me refiero es que quieren venderla como abanderada de las películas indies.

Anchiano dijo...

Esta película la ví no hace mucho, porque a tenor de las buenas críticas y de las recomendaciones de los amigos me interesaba mucho. Pero la verdad es que en mi opinión no es para tanto. A mi no me tocó en ningún momento la fibra sensible. De todos los personajes, me quedo con el de la niña y un par de escenas con ella como protagonista. Una, en la que es consolada por el abuelo y su sonrisa luminosa y su carilla tras los piropos de Alan Arkin y luego la del baile final, que ejecuta con la inocencia propia de un niño, ante el estupor de los adultos.

BUDOKAN dijo...

Hola, yo tengo una opinión muy formada con este tipo de cine que sinceramente no es de mi predilección. El tema suele ser que estas películas son muy industriales pero están envueltas con una cobertura indie que hace que llegue al público que rechaza hollywood. En definitiva, el espectador anti sistema se encuentran viendo lo que odia pero feliz. Saludos!

Anchiano dijo...

Budokan, has dado en el clavo. La película no me emocionó porque intuí detrás del envoltorio una frialdad glacial. Tengo reparos por eso en ver "Juno". Saludos.

alicia dijo...

Anchiano, la relación entre Olivia y su abuelo es muy bonita, aunque me gustaría saber qué habría pasado si en lugar de Alan Arkin lo hubiera interpretado Bill Murray o Robin Williams.
Budokan, lo que dices es en realidad lo que yo opino en mi comentario, pero aún así creo que la película es digna

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy