RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
7

SULLIVAN, EL VIAJERO



Probablemente a pocos les suene el nombre de Preston Sturges, y sin embargo fue uno de los maestros indiscutibles de la comedia americana y uno de los primeros en poder dirigir sus propios guiones.

Su película más ambiciosa fue Los viajes de Sullivan, toda una rareza en el Hollywood de la época. Un famoso director de comedias, John L Sullivan (Joel McCrea) está pasando una crisis existencial. Cree que la situación actual del mundo, con las guerras y la pobreza hacen imposible la comedia, debe mostrarse la realidad (neorrealismo made in Hollywood). En uno de los mejores diálogos de la película, los ejecutivos del estudio le convencen que no está preparado para ello, ya que nunca ha sido pobre; pero lo que suponían que sería un argumento definitivo para hacerle cambiar de idea sirve para que tenga otra mejor: quiere hacerse pasar por mendigo, vivir con ellos y así podrá rodar la gran película que sueña “O brother ¿where art thou?"... aunque acaba cediendo en lo que de tenga “un poquito de sexo

Este improvisado Gulliver descubre que todas sus aventuras acaban en Hollywood, de modo que toma una nueva decisión drástica y se va absolutamente solo… acompañado de una chica de la que nunca sabemos el nombre (Verónica Lake) harta de hacer de figurante en las películas y que sueña con trabajar con Lubistch: como dice Sullivan “Siempre hay una chica en las películas ¿Acaso no vas al cine?”.

Las aventuras que corren este inesperado par de vagabundos son de lo mas variadas: hay persecuciones del mas puro estilo del cine mudo, intervalos como el de la ansiosa viuda a la caza de nuevo marido y el retrato cambiante, abundantes referencias a los refugios donde tienen que hospedarse, y finalmente una estancia en la cárcel de Sullivan por un crimen que no recuerda. Impagables personajes secundarios como el del mayordomo, todo un filósofo que nos obsequia con frases del tipo de “ Los pobres lo saben todo sobre la pobreza y sólo los ricos morbosos encontrarían el tópico atractivo.” , o “Los ricos y lo que teorizan – que suelen ser ricos- piensan en la pobreza en negativo, como la falta de riqueza, como la enfermedad se podría llamar a la falta de salud. Pero no lo es. La pobreza no es la falta de algo, sino una plaga positiva, contagiosa como el cólera, con suciedad, criminalidad, vicio y desesperación como algunos de sus síntomas. Se ha de estar apartado de ella, incluso para estudiarla. Se ha de rehuir ". Por muy bien intencionados que seamos, la ayuda que damos es totalmente insuficiente para remediar la pobreza, por eso cuando Sullivan, una vez acabada su Odisea, está repartiendo billetes entre mendigos no se imagina que hay uno que le seguirá para robarle el dinero y sus zapatos. Cuando el ladrón se queda atrapado en la vía del tren dudará entre escapar o abandonar el dinero. La elección para los que no tienen nada es fácil, pero la avaricia rompe el saco.

Si Sturges se basó en Los viajes de Gulliver, su película ha servido de referencia especialmente a los Coen en O brother, y no sólo por el título, sino por una escena en la que un grupo de presos encadenados irrumpe en un cine, recordando uno de sus momentos más famosos: cuando Sullivan descubre el poder liberador de la risa al ver unos dibujos animados Y es que no hay nada mas hermoso que hacer reír; eso es algo que finalmente aprende Sullivan después de sus peripecias, así como que no sería capaz de rodar un drama porque en esos momentos se siente demasiado feliz y no ha sufrido lo suficiente como para hacerlo (no hay nada mejor que el autoconocimiento), de modo que volverá a dirigir sus comedias de siempre… con un poquito de sexo, claro.

7 comentarios:

anro dijo...

Hace un par de meses hice noche de revisiones. Nos arrepochinamos en el sillón y con una birra negra decidimos ver, precisamente, "Los Viajes de Sullivan". Yo guardaba un buen recuerdo de ella y comenté al respetable que iban a ver una peli magnífica.
Terminada la "proyección" hubo división de opiniones. La mayoría opinaba que la peli no aguantaba el paso del tiempo, a pesar de lo interesante de su argumento y la magnífica fotografía.
Mi particular reflexión, en este nuevo pase, tiende también a considerarla con fecha de caducidad. La ingenuidad, y en ocasiones el ritmo le dañan un tanto. Veronica Lake no tiene el carisma de las grandes y "el poquito de sexo" es tan inocente como el de las aliadas del sagrado corazón.
Esto no quiere decir que Sturges no marcara un hito en la comedia con "Los Viajes de Sullivan" y que otros autores le hicieran su particular homenaje.
Hay momentos maravillosos, de una fuerza tremenda, pero en conjunto ha perdido mucho de la fuerza primitiva.
Un abrazote.

alicia dijo...

Tienes razón en el paso del tiempo no ha favorecido a la película, Anro, yo también creo que tiene momentos desiguales, pero los buenos son espléndidos.Para mi el comienzo es de lo mejor. Respecto a Veronica Lake a mi no me parece que esté mal, sobre todo porque su aspecto vestida de vagagunda es muy gracioso, pero por supuesto no es de las grandes.

DiegoAlatristeyTenorio dijo...

Para mí es uno de los cantos más bonitos al oficio de hacer reír que haya visto en mi vida.
Sí juntamos a Capra y a Hawks tendremos como resultado ésta película: una comedia tan alocada como las de Hawks, pero muy rica en valores humanos y altruismo, como todo el hacer fílmico de Capra.

Los diálogos son estupendos, más que los gags visuales (aunque hay algunos muy buenos, como el de la propaganda de los trajes mal cortados). La escena de la visita de los presos al cine "parroquial" es inolvidable.

Nada más que por ésta película, Sturges merece un lugar de honor como director.

alicia dijo...

Buena definición de que Los viajes de Sullivan sería una mezcla de los estilos de Hawks y Capra, Jr. Por cierto, y como dice Sullivan en una de las escenas "¿y qué tiene de malo Capra?". Yo de gag visual casi que me quedaría con uno del final, cuando se ven las reacciones de diferentes personajes ante la liberación de Sullivan, con la de la mujer en un segundo se explica todo, pero por supuesto el fuerte de Sturges era el diálogo

Laura Hunt dijo...

Pues no se yo si el tiempo habrá tratado bien o mal a Los Viajes de Sullivan. Personalmente, la considero una auténtica obra maestra, y me parece que esa mezcla de drama y comedia (alocadísima en algún momento) funciona perfectamente. Una auténtica declaración de principios por parte de Preston Sturges, y toda una reivindicación del cine como evasión, y como una válvula de escape de los problemas del "mundo real", que puede que alguna gente mire con condescendencia y desprecio, pero que nos ha dado grandísimas películas.

Como toda película de Sturges, aquí tenemos un magnífico guión, con diálogos antológicos, como el que has colgado, o como el que tiene lugar cuando Sullivan habla con su mayordomo, que es absolutamente genial.

Por cierto, me ha encantado esa definición de Sturges como una mezcla de Capra y Hawks. Muy acertada, JR.

Estupendo post, Alicia. Creo que voy a tener que volver a ver la película en cuanto pueda.

Saludos!

alicia dijo...

Ya desde la dedicatoria del principio, Laura, Sturges, lo deja bien claro: es un homenaje a todos los que nos han hecho reír, algunas veces menospreciados, cuando lo mas difícil es hacer reír (y la falta que nos hace)

Anónimo dijo...

EL PRESTON STURGES DE SULLIVAN´S TRAVELS PROS Y CONTRAS:
Referente de muchos directores,(ver Un Mundo Perfecto de Clint Eastwood, y "Oh Brother!" de los Coen); de ¡QUE ASCO DE VIDA! de Mel Brokks ni hablaré; la propia película rinde homenaje a Chaplin (Modern Times), a John Ford (Las Uvas de la Ira),a ALELUYA de King Vidor, a Capra, a Lubistch; anque para hilvanar la estructura episódica del film recurra a la trampa barata de guión de la casualidad:-el vagabundo que le roba los zapatos a Sullivan resulta ser el mismo que un poco mas y le mata para robarle en el último tércio del film-. Es lo malo de las estructuras episódicas en los guiones, siempre queda algun cabo por atar.

Eso no le quita grandeza a una película, que es demasiado cerebral, demasiado estudiada,se nota muy escrita; y cuyos dos interpretes principales no son los mas adecuados, muy guapos pero muy sosos.

Por lo demás es maravillosa, irrepetible. Con una fotografía impresionante en B/N de John Seitz y unos secundarios en estado de gracia, destaco el vallet de chambre Eric Blore y el mayordomo Robert Greig.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy