RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
5

SI BORAT FUERA CANTANTE



Recordemos los tiempos del Un, dos, tres. A veinticinco pesetas cada una, digan nombres de directores finlandeses… ¿Cómo?¿Ni uno?¿Lars Von Trier? No, que es danés (no, no es lo mismo).Pues bien, cualquier cinéfilo gafapasta que se precie al menos sabrá mencionar uno: Aki Kaurismaki.

Aki (muy conocido también allá), tiene un estilo basado en personajes inexpresivos, de pocas palabras, gran importancia del uso de la música y un sentido de humor bastante marciano. Sus películas son más bien cortas, por principio, ya que cree que no deben llegar a las dos horas, durando normalmente sobre hora y media.

Leningrad cowboys go America es una de sus películas más peculiares; un inclasificable grupo musical de tupés kilométricos y enormes zapatos puntiagudos decide abandonar la tundra siberiana e ir a America, acompañados de su manager Vladimir (Matti Pellonpaa). Allí descubren el rock and roll (algo difícil de creer, con la pinta rockabilly que tienen), y recorren en coche los Estados Unidos, actuando donde pueden, para acabar tocando en una boda en Méjico.

He aquí la historia; un road movie con todas de la ley, salpicado de canciones, porque no hay argumento. La película se divide en escenas presentadas por un título, como en el cine mudo, y no es difícil adivinar que la principal influencia fue Buster Keaton. Al no tener un argumento, por lo tanto, el ritmo es irregular, pero la salva su peculiar sentido de humor, muy en la línea de Jim Jarmush, por lo que no es de extrañar verle haciendo un cameo.

Detalles como la tacañería del manager, que ellos aceptan sin inmutarse, la primera confrontación de un admirador calvo frente a sus tupes, o el ataúd de uno de ellos con la guitarra sobresaliendo le dan un aire muy especial que se hace simpático. La mezcla de culturas también funciona , un poco al estilo de Borat aunque sin usar la sal gruesa (impagable el comentario de que la primera noche en Nueva York siempre matan a alguien)

Lo mejor que puede decirse de la película son sus resultados: a partir de ella el grupo existió en la realidad, llegando incluso a actuar en el Radio City Music Hall con los Coros del Ejército Ruso, y Kaurismaki hizo una continuación llamada Leningrad cowboys meet Moses, de modo que puede decirse que finalmente hicieron las Americas

5 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Cierto, compa Alicia, que el amigo Aki es un director bastante marciano, con unos tonos y enfoques bastante peculiares (y no aptos para cualquier estómago, desde luego...), pero a mí, personalmente, me encanta, y suelo seguir sus pelis con regularidad. Ésta que reseñas no la he visto, pero sí lo he hecho con buena parte de su filmografía reciente, y ese sentido del humor tan peculiar, esos personajes tan hieráticos y esos ambientes tan gélidos me resultan muy llamativos.

Un abrazo y buen día.

ANRO dijo...

Ni idea Alicia, nada de nada. Aki Kaurismaki es un completo desconocido para mí. ¿Se puede ver esta peli en algun "lugar"?....Lo intentaré.
Un abrazote.

alicia dijo...

Me has dejado sin palabras, Manuel, con que seas un seguidor de Kaurismaki. Bravo por tí.
Te puedo decir dónde conseguí ésta, Antonio, en la biblioteca, donde además tenían una selección bastante buena de todas sus obras, con La chica de la fábrica de cerillas, Un hombre sin pasado o Hamlet va de viajes de negocios. Uno no puede menos que descubrirse ante la cinefilia de algunos bibliotecarios.

Lázaro dijo...

de este director conozco poco,se que tiene mucho prestigio a nivel festivales...
aquí se estrenó tarde un hombre sin pasado..
intentaré verla
un saludo.

alicia dijo...

Veo que estás bien informado, Lázaro. Estupendo.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy