RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
7

EN EL NOMBRE DEL PADRE


Decía Mahatma Gandhi que “en la fe no hay espacio para la desesperación”. El progresivo desespero al que me traslada la última década de la carrera de Oliver Stone es prueba irrefutable de que he perdido la fe en él. “W”, el aparente intento de Oliverio Piedra de volver a sus orígenes guerrilleros, es una decepción enorme para propios y extraños, y no porque sea una pésima película, que no lo es; es porque parece que a Stone le han salido caries en los colmillos. El arrollador director de películas-yunque como “Wall Street”, “Platoon”, “JFK” o “Natural born killers” está perdiendo machete de manera harto preocupante. Si “Un domingo cualquiera” quedábase ya en poco más que un entretenimiento superficial, “Comandante” en una entrevista-perroverde-tostonazo, “Alexander” en un cuento épico confuso y fallido, y “World Trade Center” en una de las películas más irritantes de la historia reciente, “W” es un film destemplado y achatado, perdido en una inocua tierra de nadie a medio camino de nada y ninguna parte. Como yo cuando me acerco a una fémina en una discoteca.

Hace unos días, La 2 tuvo el insólito sentido de la oportunidad de estrenar “W” el día de la Consagración de Almighty Obama como Rey del Mundo (con la aquiescencia de James Cameron). Como los españoles somos unos agarrados y les pagamos una miseria, adornaron la proyección con unos 3.856 cortes de publicidad que convirtieron 120 minutos de película en más de 3 horas de emisión. Supongo que por eso nos ahorraron el engorro de los títulos de crédito, esa abominación que, como todo buen programador televisivo sabe, sólo sirve para perder puntos de “share”: en nombre de nuestro sueño, gracias. Como a caballo desdentado no le mires los... espera que creo que no es así... como a dentadura regalada no... bueno, que como era gratis tampoco vamos a quejarnos demasiado, así que nos pusimos a ver la película. Las críticas americanas eran tan discretas como su taquilla, pero eso nunca nos ha frenado a los cinéfilos europeos, esos seres superiores. Sin embargo, me temo que esta vez no podemos contradecirles.

“W” narra la historia personal y presidencial de George W. Bush (un Josh Brolin esforzado) desde sus años universitarios hasta 2003, justo en el momento en el que se tiene la definitiva constancia de que no hay armas de destrucción masiva en Irak y que se van a tener que quedar un poco más tiempo del inicialmente previsto. Stone nos retrata un Bush contumaz, primario, escasamente brillante, iletrado, cuya mayor rémora psicológica es la alargada sombra de su padre, George Bush, del que nunca fue favorito –los tiros siempre fueron para Jeb, el listo de la camada- y al que se desolla en complacer (y superar) permanentemente. Es quizás aquí donde radica quizás el mayor acierto del perfil psicológico de Bush; el problema se encuentra en que el subrayado continuo le hace perder fuerza este aspecto ante los ojos del espectador inquieto. Pero por lo menos encuentra un tono, algo que en el resto de la película se desvanece por completo. El film se devanea entre la sátira y la crónica política, sin caer hacia ninguno de los dos lados, y se resiente indefectible y mortalmente. Las reuniones, consejos, y conversaciones políticas en general son de una superficialidad que asusta, y sólo se pueden entender mínimamente desde una intención paródica que, en cualquier caso, se queda muy corta. No ayudan algunas de las interpretaciones: nos encontramos ante buenos actores que no hacen, en el mejor de los casos, más que ponerle cara conocida a personajes reales como Karl Rove (Toby Jones), Donald Rumsfeld (Scott Glenn) o Dick Cheney (Richard Dreyfuss), todos ellos, especialmente el último, asesores políticos de siniestra calaña. Podríamos salvar al dubitativo y titubeante Colin Powell (Jeffrey Wright), que acaba siendo engullido por su sentido de la lealtad. Para el museo de los horrores queda el Tony Blair de Ioan Gruffudd, que parece que en cualquier momento le va a dar un elastiabrazo a Bush, y , sobre todo, la lamentable actuación de Thandie Newton como Condoleezza Rice, que confunde imitación con interpretación a golpe de rarísimas expresiones faciales y miradas torvas. Cate Blanchett en traje de lagarterana y empalagada de pacharán lo hubiese hecho mejor.

Al final, lo mejor del film está en la capacidad de Stone para explicar hechos históricos con claridad y sencillez, algo que es capaz de hacer con los ojos cerrados. Pero, al fin y al cabo, todos esperábamos más de este “W” que se ha quedado sentado en la planicie, con mirada aburrida y pelín bovina, tal que el póster de la inane y desbravada película de Oliver Stone. La que me ha hecho perder una fe tan difícil de reencontrar como las armas de destrucción masiva de Irak. Por cierto, Oliverio, ¿cómo olvidaste sacar a José Mari?

7 comentarios:

Vivir Rodando dijo...

Creo que en el film Stone parece que se contagie de la idiotez y vacio de George W. Bush. Aunque si que me pareció interesante. Por cierto, seguro que a Aznar le jodió no salir.

J.A. Pérez dijo...

Estoy de acuerdo contigo. "W" me parece un quiero y no puedo. Se queda a medio camino entre el biopic y la sátira. No sabes en ningún momento si desprecia o se compadece de Bush.
No es que sea un mal film, porque Stone sigue dirigiendo bien, lo que pasa es que se queda a medio camino.
Es una pena. Oliver Stone ha perdido toda su capacidad para lanzar las andanadas ideológicas que solía mandar. Prácticamente desde JFK no ha vuelto a hacer un film en condiciones, si exceptuamos "Un domingo cualquiera" que es simplemente visible.
De las últimas que ha hecho "Alejandro Magno" es infumable y "World Trade Center"... bueno... casi es para matarlo (cinematográficamente) por haber hecho algo así.
Es una pena lo de "W". Podría haber dado más de sí el tema. A lo mejor es que el personaje necesitaba una distancia temporal que no ha tenido.

marcbranches dijo...

Vivir, puede que, mirado de esa forma, sea la biografía perfecta de Bush: vacuidad absoluta. Yo creo que Aznar ha respirado aliviado...

JAP, quizás una de las cosas que más le reprocho a Stone en esta película es su falta de nervio cinematográfico. Incluso "Nixon" es mucho más enérgica que este descafeinado-con-sacarina "W". ¿Quién es ud. y qué ha hecho con Oliver Stone? Snif. Saludos.

Laura Hunt dijo...

Que puedo decir... no vi W, y mira que tenía intención de verla, pero la cuestión es que se me olvidó. Para una vez que estrenan una película en la tele antes que en el cine y gratis. Esta cabeza mía ya no es lo que era. De todas formas, y por lo que leo, tampoco es que me haya perdido un peliculón, pero tenía yo curiosidad.

La verad sea dicha que no he sido yo nunca muy forofa del Oliverio, por mucho que reconozca que tiene buenas películas, sobre todo JFK, que es mi favorita, pero si que es cierto que de un tiempo a esta parte el hombre no está lo que se dice muy inspirado.

Y digo yo, ¿entonces W ya no se estrenará en cines no? porque ya la habrá visto todo el mundo (menos yo, claro).

¡Un saludo!

marcbranches dijo...

No te has perdido nada, Laura. Ignoro si acabarán estrenándola en cine, aunque mucho me temo que no. Nada que ver con "JFK", ni siquiera "Nixon", película muy superior a esta. Saludos.

Carles dijo...

No la vi por televisión, pero leyendo tu comentario si hasta parecía pensada para la pequeña pantalla más que para el cine.
Un repartazo de lujo, y tal vez un Oliver Stone que se dio demasiada prisa en querer estrenarla coincidiendo con los días de las elecciones presidenciales.
Lo de José Mari, bueno, su "carisma" no le llegó para ser conocido en Hollywú y alrededores.

Un saludo.

marcbranches dijo...

Hola Carles. No, no parece que esté realizada para televisión, aunque sí puede que haya demasiada precipitación y falte distancia histórica. En cualquier caso, lo que falla ya es la idea de inicio, el tono de la película. Saludos.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy