RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
12

UN CORAZÓN CON FRENO Y MARCHA ATRÁS



He de admitir que tenía unos ciertos reparos ante la nueva película de Fincher, que si era una especie de Forrest Gump (y no voy a negar que hay unas ciertas similitudes, aunque el relato corto de Fitzgerald es mucho anterior a la historia del comedor de bombones)… pero la verdad es que me ha gustado.

El curioso caso de Benjamín Button es una de esas típicas historias que ha ido pasando durante años de mano en mano en Hollywood, sin que nadie se atreviera con el proyecto, hasta que finalmente David Fincher se hizo cargo de él. Con un favorecedor aire de cuento de hadas, se nos explica la vida de Benjamín Button, una persona que nace con aspecto de anciano y que va rejuveneciendo a medida que crece (la pesadilla de cualquier cirujano plástico).

Nacido la noche en que ha acabado la primera guerra mundial, Benjamín es abandonado debido a su aspecto, pero lo recoge una asistenta de color de una residencia de ancianos, Queenie, que lo cuida como si fuera su hijo. No puede haber un lugar mejor para Benjamín que una residencia de ancianos, aprende mucho con ellos y sobre todo se familiariza con el contacto con la muerte, y se enamora de la nieta de una de las residentes,Daisy. A medida que se va haciendo mayor, tiene necesidad de conocer mundo, se enrola en un barco y participa en la Segunda Guerra Mundial. Tiene esporádicos encuentros con Daisy, pero parece que todavía no han llegado a encontrarse en el momento oportuno…aunque tan sólo hay que dejar que pase el tiempo, ya que (como él sabe muy bien) absolutamente todo es pasajero.

No es de extrañar las nominaciones de la película, ya que es del tipo que suelen gustar a la Academia; es bonita de ver y técnicamente impecable. Las explicaciones de cómo pudo influir el destino recuerdan a las de Magnolia. Taraji P. Henson como Queenie está estupenda, el personaje de Tilda Swinton en realidad es más interesante que el de Daisy, pero Cate Blanchett está muy guapa, con un cutis que parece el de una muñeca de porcelana. Pero –por supuesto- en una historia así el protagonista es fundamental, y Brad Pitt repite de nuevo con Fincher, con quien había conseguido tan buenos resultados en Seven y El club de la lucha. Siempre he creído que Brad es mejor actor de lo que la mayoría de la gente piensa, pero creo que su nominación es mas bien injustificada, aunque no lo haga mal, pero las ha tenido mejores. Siempre le ha encantado ocultarse tras el maquillaje, y aquí se despacha a gusto ; aún así se ha de reconocer que muy pocos actores cuarentones como él podrian pasar la prueba de parecer unos adolescentes, sin hacer el ridículo, pero si su caracterización de anciano es magnífica, no es menos espectacular la de Cate Blanchett, sencillamente impresionante.

De acuerdo que se podría haber sacado más partido dramático a la de la relación de Benjamín con su padre, pero lo que nos queda es una historia exacerbadamente romántica, de una persona anclada al recuerdo de un amor de su “juventud”, como Gastby (no es casualidad), el paso del tiempo y lo pasajero de la felicidad); que al fin y al cabo de vez en cuando una película romántica bonita vale la pena. Para los amantes del papel couché, la hija de la pareja mas sexy del planeta, Brangelina, Shyloh, hace su debut ante las cámaras y como no podía ser de otra manera sale preciosa.


12 comentarios:

Vivir Rodando dijo...

Grandiosa. Simple y llanamente. Quizá con Fincher yo no soy objetivo.

Donna Angelicata dijo...

Yo creo que tampoco soy objetiva con Fincher, ya me cautivó desde "The Game", hasta ahora.

Gracias por la reseña. Coincidimos en todo, hasta en publicar una entrada de esta película casi al mismo tiempo.

Saludos

Donna Angelicata dijo...

Por cierto, muy acertada la referencia del título a la obra de Jardiel.

alicia dijo...

Veo que hay mucho entusiasta de Fincher por aquí. Me alegra que te haya gustado tanto la película, Vivir rodando. Pues si, Donna, hemos coincidido publicando sobre el mismo tema; gracias a tí por leernos y has ganado el premio gordo al reconocer el título de la obra de Jardiel Poncela; no sé si Fitzgerald la habría leído o no, pero el tema es muy parecido.

ANRO dijo...

Lo sabía¡ Sabía que me estaba llevando por los prejuicios al no decidirme a ver esta peli. Estuve sopesando la posibilidad entre "Benjamín ..."y "La Duda"...al final Lola y yo nos decantamos por ésta.
Bueno, tendré que esperar a la semana que viene, salvo que Lolita decida que hay que ayudar al cine europeo, en cuyo caso "El Caso de Benjamín..." tendrá que seguir esperando. No obstante tu opinión será tenida muy en cuenta.
Un Abrazote.

alicia dijo...

Es que La duda ofrece un duelo interpretativo de lo más interesante, Antonio, así que no me extrañan tus dudas, pero de todas maneras creo que Benjamin Button gustará a Lola.

faraway dijo...

ajjjj no puedo creer que a alguien le guste esta peli.

Supongo que no debo ni agregarlo, pero a mi me resultó nauseabunda.

alicia dijo...

Ni tanto ni tan poco, faraway

Laura Hunt dijo...

Pues a mi si me ha gustado, y aunque en un principio yo también me dije que casi recordaba más a Forrest Gump que a David Fincher, creo que tampoco son muchas las similitudes en el fondo, y que conste que a mi Forest Gump siempre me ha gustado. Benjamin Button me parece una película más triste, más oscura, si quieres. Está contada como un cuento, pero es toda una reflexión sobre lo efímera que es la vida, sobre el inevitable paso del tiempo, sobre la muerte y sobre la soledad.

¿Que hay situaciones a las que podría habérsele sacado más partido? pues igual, puede ser, pero en conjunto me parece una excelente película, y demuestra una vez más que David Fincher es un director muy a tener en cuenta.

Por cierto, que estoy de acuerdo contigo en cuanto a Brad Pitt. Sin estar mal, me parece simplemente correcto y tiene mejores interpretaciones (sin ir más lejos la de Quemar Después de Leer: genial).

El maquillaje es espectacular, por cierto.

Y para terminar, decir como anécdota, que no vi la película en las mejores condiciones que se diga. En esos multicines no han debido ecender la calefacción en lo que va de invierno, y no veas el frío que hacía, tuve que ver la pelicula con el abrigo y la bufanda puestos, no te digo más (claro, así cobran la entrada más barata que en otros cines, ahora me lo explico), y por si fuera poco, en la fila de atrás había dos grupos de señoras de cierta edad que debían pensar que estaban en el salón de su casa, porque no dejaron de hablar durante toda la proyección cual cotorras (si es que vale más sentarse delante de una fila de niños de 7 años. Mucho más educados, donde va a parar...)

Chao!

alicia dijo...

Totalmente de acuerdo contigo respecto a Brad, Laura, en Quemar después de leer si que estaba de Oscar, anque esté cantado que lo gane Heath Ledger. Aunque creo que se podría haber sacado más provecho a la relación con el padre, reconozco que la película no se hace larga a pesar de su duración, y eso es mucho, así que supongo que lo pasarías bastante mal por el frio.

Castigadora dijo...

Sabía que podía contar con vosotros para que me dierais una buena crítica de esta película, estaba pensando si debía ir al cine a verla o no, pero me sacais de dudas como siempre

Saludos

alicia dijo...

Muchas gracias por confiar tanto en nosotros,Castigadora, y encantados de haberte podido servir de ayuda.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy