RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
9

AMIGAS PARA SIEMPRE




He aquí una película a la que han querido poner el sambenito de panfleto feminista_ Thelma y Louise. Vayamos un poco por partes ¿no os parece?. Primero, su director, Ridley Scott, nunca ha demostrado un especial interés por las mujeres en sus películas, aunque la teniente Ripley de Alien sea la referencia obligada de las heroínas de acción (pero en su entrega era la mas femenina de la saga, aún no se había convertido en un camionero). Por otro lado, es cierto que personajes como el marido de Thelma o el camionero son casi caricaturas de estereotipos, pero he de reconocer que encuentro a Christopher McDonald sumamente divertido, que al fin y al cabo es lo que cuenta. Hay quien la compara diciendo que es una especie de remake hollywoodiense de Messidor, que no digo que no fuera interesante, pero muchísimo más aburrida.

Dos mujeres en apariencia muy distintas se van de fin de semana de pesca. Louise (Susan Sarandon) es la más mayor, trabaja como camarera, es muy echada p’alante y sin una relación sentimental fija. Thelma (Geena Davies) está casada y es la típica ama de casa que se ha limitado a vivir a la sombra de su marido. Tras un intento de violación a Thelma y disparar al atacante, emprenden una fuga. Aunque la decisión de huir es discutible, el hecho que Louise hubiera sufrido una violación anterior lo hace comprensible, pero a partir de entonces la mala suerte parece cebarse con ellas. Como toda road movie que se precie, el viaje físico se une al espiritual, y las dos van cambiando su forma de ser: mientras que Louise cada vez se vuelve más dudosa e insegura, Thelma es más y más decidida y descubre su vocación de ladrona.

Me gusta el contraste de una escena que muestra las diferencias entre las dos mujeres. De noche, en un hotel, cada una está en su habitación con su pareja, como es el caso de Louise, o con un ligue ocasional, como Thelma. Mientras que Thelma se entrega a una lujuria desenfrenada, Louise muestra su lado más tierno, intercambiándo confidencias y –curiosamente- consiguiendo sentirse más unida a él que nunca, a pesar de que sabe que nunca se volverán a ver. También me encanta la escena en que Thelma reconoce que su marido ha hablado con la policía tan sólo por la manera de saludarla por teléfono. Breve, concisa, pero que consigue una identificación total con los personajes.

El ritmo no decae ni un momento y la fotografía es estupenda, luminosa y llena de colorido, mostrando los rostros cada vez mas polvorientos de las chicas; en el lado masculino, aparte del neardenthal marido de Thelma está el policia que interpreta Harvey Keitel, que se siente especialmente identificado con Louise (casi demasiado para ser real), Brad Pitt se lanzó al estrellato como el auto-stopista que le hace descubrir las alegrías del sexo a Thelma, y Michael Madsen es el novio de Louise, dispuesto a apoyarla hasta el final. Pero sin duda esta es una película de mujeres, y las dos protagonistas femeninas son las que roban todo el protagonismo. Tanto Susan Sarandon como Geena Davies están estupendas y radiantes, consiguiendo una estupenda química juntas.

Se ha hablado mucho del final , no seré yo quien proponga, como en The player, una continuación. El famoso fundido en blanco creo que es, a esas alturas de la película, el único final posible para las dos protagonistas, ya que no pueden volver atrás, ni a ser como eran. ¿O es que sólo pueden morir los hombres, como en Dos hombres y un destino?.

9 comentarios:

liuva dijo...

¿Podría haber otro final en Thelma y Louise o sólo es posible la huida hacia delante como plantea Ridley Scott? Rotundamente sí. El coche salta a través del cañón y llega a la otra orilla. El fundido en blanco se hace cuando el coche aterriza y Thelma riéndose mira hacia atrás y enseña el dedo a la policía.

A mí no me gusta ese final tan dramático y tan acusador que tiene la película. Y, sobretodo, no me gusta que se diga que es el único final posible. Si aceptamos que Thelma y Louise es una historia de amistad y amor entre dos mujeres (no lesbianas), no puede venir Hollywwood al final y demonizar ese amor con un suicidio: Se besan en la boca y se tiran por un barranco. No, definitivamente no. Parece como si la cultura estadounidense sólo ve posible el beso entre dos mujeres al borde del abismo.

Es preciosa la canción del tema principal de la película interpretada por la desgarradora voz de Marianne Faithfull.


“Déjala en paz pedazo de mamón o reviento tu cara de cerdo encima de este coche”.

Josep dijo...

La vi en el cine y, francamente, no me gustó nada de nada. Me pareció manipuladora de una forma simplista y vergonzante y, aunque apenas la recuerdo, pues a mi escasa memoria se añade la costumbre de olvidar las que no me encantan lo más rápido posible, si cayera en mis manos puede que le diera una segunda oportunidad, aunque reconozco que el Sr. Ridley Scott no es ni mucho menos un favorito para mí.
Saludos.

alicia dijo...

Bienvenida, Liuva; a mi sí que me gusta el final, ya que simboliza que ellas han cambiado tanto que no pueden volver a la vida que llevaban antes, ni a la cárcel, ya que no les parece justo, y por lo tanto sólo les queda una opción. Si se salvan en último extremo, mejor que mejor.
Dale otra oportunidad, Josep; yo la volví a ver hace poco y se conserva perfectamente.

ANRO dijo...

Al pobre Ridley le caen un montón de críticas y la verdad no me lo explico muy bien. Vale que se ha dejado ir últimamente y que ha filmado cosas que no debería haber filmado pero....Nadie le puede negar haber parido dos obras maestras de la ciencia ficción: "Alien" y "Blade Runner", para mí eso sobra y basta.
Esta peli, por ejemplo que comentas, es bastante buena y mucha gente, incluído nuestro amigo Josep, le niegan el pan y la sal. ¿Por qué? me pregunto. Esos dos tipos de mujeres (por otra parte excelentemente interpretadas por la Davies y la Sarandon) me parecen una pasada. Naturalmente el Pitt debe de tenerla conservada en un altar porque gracias a esta peli se encuentra donde se encuentra.
El final es supercojonudo y estoy totalmente de acuerdo contigo Alicia, que si en vez de ser dos tías hubiesen sido dos tíos la escena figuraría en todas las antologías de finales. Efectivamente ni una ni otra de esas dos maravillosas chicas pueden dar marcha atrás ni aún enseñándoles el dedo a los polis. En fin ¿queda claro que esta peli me gusta mucho?
Un abrazote

alicia dijo...

Me alegra mucho ver que un hombre concide totalmente conmigo en la forma de ver el final, Antonio. Cierto que Ridley Scott nos ha dado más de arena que de cal, pero yo pondría a Thelma y Louise entre las que hizo bien.

Shulaii dijo...

perdon que deje este comentario que no tiene nada que ver con el post, pero queria saber si querias afiliar (linkear) mi blog con el tuyo? :)

http://thecreamofhollywood.blogspot.com/

alicia dijo...

Gracias por el ofrecimiento, Shulaii, pero nuestro criterio es mas bien añadir enlaces de sitios que conocemos y nos han gustado, sin nada a cambio. Si quieres añadirnos, encantados, y si no, no pasa nada y tan amigos. Intentaré echar un vistazo a tu blog.

Laura Hunt dijo...

Hace ya un montón de tiempo que no veo Thelma y Louise, aunque la he visto unas cuantas veces. Siempre me ha parecido una película de lo más entretenida, y tanto Geena Davis como Susan Sarandon están geniales. En cuanto al tema del final de la película, hace años, cuando vi la película por primera vez me gustó tal y como estaba, y me pareció el único final posible, pero con el tiempo he llegado a pensar que por qué narices tienen que tirarse por un barranco. ¿No podrían haber conseguido llegar a México y empezar allí una nueva vida? e incluso si las hubieran detenido al final, ¿querría eso decir que tenían que volver a su antigua manera de ser? ¿no podrían haberse enfrentado a todo lo que les viniera encima con esa nueva fuerza que habían encontrado dentro de ellas y que no sabían que tenían hasta entonces? ya se que lo de tirarse por un barranco queda muy romántico y tal, pero también es un poco la salida más fácil, en lo que se refiere al guión ¿no? ¿por qué no podían haberse salido con la suya y vivir la vida a su manera, mandando a todos al cuerno? ¿eh? ¿es que no tienen derecho dos mujeres a liberarse de sus ataduras y a pegarse la buena vida?

Creo que debería volver a ver la película.

¡Hasta luego!

alicia dijo...

Pues claro que se merecen otra oportunidad, Laura, y como muy bien dice el personaje de Harvey Keitel, por eso no perdona a Brad Pitt, pero aunque me habría gustado un final como el que dices, a no ser que al otro lado del precipicio del Cañón del Colorado estuviera Méjico, lo veo un poco difícil.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy