RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
11

¿ERES MI MARIPOSA?




Cuando decimos que la realidad siempre supera la ficción, es por algo. A ver,¿a quien se le habría ocurrido la historia de un diplomático francés que se enamora de una cantante (no, no es Sarkozy), de la Ópera de Pekín creyendo que es una mujer y mantiene una relación con ella durante años, creyendo incluso que han tenido un hijo, cuando en realidad se trataba de un hombre? Pues ésta fue la historia de Bernard Boursicot, y era un material perfecto para una mente enfermiza como la de Croneberg, en la que repetía con Jeremy Irons tras el éxito de Inseparables y permitió que John Lone pasara de ser el último emperador a primera reinona. Aunque M. Butterfly no fuera una de sus mejores películas, es recordada sobre todo por esa escena final de un inmenso Jeremy en la que comprende que esa mujer ideal de la que siempre estuvo enamorado tan sólo existió en su imaginación. Una escena de las de ovación y vuelta al ruedo, que ponen los pelos de punta.

11 comentarios:

Josep dijo...

¡Buf! Irons es un monstruo.

La escena, aún no habiendo visto la película, es reveladora y angustiosa a un tiempo. Bien hallada.

Saludos.

imagenes y palabras dijo...

Un pequeño hallazgo...

Saludos

alicia dijo...

Jeremy Irons es un monstruo, Josep, es cierto. Lástima que últimamente no elija demasiado bien las películas.
Saludos, Imagenes, y me alegra haberte descubierto esta escena que creo que es magnífica

Josep dijo...

Tienes razón en parte, Alicia: pero hay que ver cómo se come crudo y con patatas a Al Pacino en El Mercader de Venecia...

Saludos.

faraway dijo...

La peli la vi una sóla vez y hace mucho tiempo. Pero tengo un gran recuerdo de ella, como una gran obra angustiosa e incómoda. Es muy probable que la vea de vuelta y ella crezca aún más. Qué grande que es Cronenberg!

alicia dijo...

Lo siento, Josep, pero no estoy de acuerdo respecto a El mercader de Venecia; ni uno ni otro.
Faraway es cierto que es grande Cronenberg, y a mi me gusta mucho el enfoque de sus últimas películas, aunque hay quien crea que se ha vuelto mucho mas comercial, pero todas sus obsesiones siguen estando presentes.

Josep dijo...

Esto, Alicia, que estoy espeso: ¿ni uno ni otro?

¿Quieres decir que no te gustó ni Irons ni Pacino?

¿O que crees que Irons no se comió a Pacino?

Y más: ¿la viste en v.o. o doblada?

Saludos.

alicia dijo...

Ni uno ni otro, Josep, salvo alguna escena aislada de Pacino la película me decepcionó bastante y la ví doblada, ya que de entrada prefiero verlas siempre dobladas para hacerme mejor una idea global, y luego subtituladas para apreciar mejor las interpretaciones

Laura Hunt dijo...

¿Osea, que no te gustaron ni Jeremy Irons ni Al Pacino? Perdona, creo que se me ha contagiado la "espesura" de Josep. De todas formas, yo ni siquiera he visto El Mercader de Venecia, así que mejor lo dejo.

La que si he visto, y además me gusta mucho y tú lo sabes, es M Butterfly, que curiosamente, es una película que la gente olvida bastante a menudo al hablar de David Cronemberg. Y vale que igual no es su película más "típica" pero si que comprendo que le interesara esta historia tan increible, pero cierta. La escena que has colgado es magistral, y Jeremy Irons está genial. John Lone también está muy bien en esta película. Me pregunto que ha sido de él.

Saludos!

alicia dijo...

Pues si, Laura, no me gustaron mi Pacino ni Jeremy, aunque me gustó mucho menos Joseph Fiennes, que por cierto lleva un peinado parecido al de Javier Bardem en No es un país para viejos.
Cierto que se suele olvidar M Butterfly cuando se habla de Cronenberg, pero vale la pena, la escena del final justifica verla de sobras. Que poco se sabe de John Lone últimamente

Josep dijo...

Si hubieras hecho como yo, Alicia, que la vi directamente en dvd, hubieras comprobado dos cosas:

Que el doblaje al castellano es nauseabundo, al punto que la película gana sus únicos puntos en versión original.

Que, en versión original, aún sin entender ni la mitad de los diálogos (suerte de los subtítulos y de conocer la obra), hubieras comprobado cómo Irons, tal como dije, se come con patatas a Pacino.

Saludos.

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy