RSS
Weblog dedicado al mundo del cine, tanto clásico como actual. De Billy Wilder a Uwe Boll, de Ed Wood a Stanley Kubrick, sin distinciones. Pasen, vean y, esperemos, disfruten. Si no es así, recuerden que NO han pagado entrada.
8

LLÁMAME JACK



El Actor’s Studio abrió el terreno para un nuevo tipo de actores: gesticulantes, neuróticos,balbuceantes... ya no eran gente de una sola pieza como Clark Gable o Spencer Tracy, sino complejos y atormentados. Si además estábamos en los 70, con los hippies, drogas y música (sex, drugs & rock and roll),éste nuevo estilo de interpretación se ajustaba perfectamente a las inquietudes de esa época. Y aquí es donde aparece Jack Nicholson.
Descubierto por Roger Corman (de profesión: descubridor), películas como Easy rider, Conocimiento carnal, o Alguien voló sobre el nido del cuco se convirtieron en símbolos de esa generación.
Aunque su contribución al cine negro ha sido escasa, la calidad de los títulos vale destacarse: El honor de los Prizzi , donde salió perdedor de un duelo de dos pedazo mujeres como Katleen Turner y Anjelica Huston; Chinatown, todo un ejercicio retro de Polanski con la complicidad del sentido de humor de Huston; El cartero siempre llama dos veces, recordada especialmente por la escena de Jack y Jessica Lange sobre la mesa de la cocina, rebozándose en harina; Sangre y vino, donde había de estar muy al tanto de que Michael Caine no le robara la película, o Infiltrados, su reciente colaboración con Scorsese, donde hacía un gangster justo a su medida: desmesurado, bigger than life, tan violento como sexual.
Algunos hombres buenos nos hizo disfrutar como enanos en sus momentos en que se come con patatas a Tom Cruise, del mismo modo que desayuna a 300 yardas de 4000 cubanos entrenados para matarle, y un histrionismo latente aunque totalmente controlado.
El resplandor (“¡Aquí está Johnny!") nos mostró al Jack mas desatado, lleno de muecas, viajando a la locura y con sus cejas mas diabólicas que nunca (las mas perversas que ha habido en la historia del cine desde las de James Cagney).
En Mejor... imposible su carácter neurótico y maniático se ajustaba perfectamente a él, así como el Joker en el Batman de Burton, tampoco podía estar en mejores manos.
A propósito de Schmidt nos devolvió al Jack mas contenido, humano y vulnerable. Antológico su baño con Kathy Bates, demostrando que hay vida en la tercera edad.
Ganó un Oscar por La fuerza del cariño, por su astronauta borrachín y ligón, donde ya empezó a mostrar que le importaban un rábano los michelines o quedarse calvo, y no hacía que perdiera atractivo, sino todo lo contrario;, se notaba que estaba totalmente a gusto consigo mismo, derrochando seguridad y poderío sexy, perfecto conocedor del contenido de sus pantalones, como ese diablo cachondo de Las brujas de Eastwick. Ese sería uno de sus muchos premios, ya que ha sido el actor mas nominado.
Han hecho historia sus inseparables gafas de sol en las ceremonias de los Oscars o su afición por Los Angeles Lakers.
Resumiendo: si buscáis a un actor contenido e inexpresivo ,Jack no es vuestro hombre; es una fuerza de la naturaleza, que amas o odias... porque él haría lo mismo. Desde luego, no seré yo quien le diga hit the road, Jack

8 comentarios:

Betote dijo...

Uno de mis actores favoritos, sin duda alguna, porque en todos sus papeles derrocha vida. Tal vez no el tipo de vida cómodo y tranquilo que nos quieren vender, pero una vida auténtica, incómoda y real.

Saludete.

Conejín dijo...

Hola Alicia, Ya estoy aqui para que veas que no me olvido de ti. Un besito y un voto ·<;0)

alicia dijo...

Cierto, Betote. Yo creo que (si quitáramos Ejecutivo agresivo) está escogiendo muy bien sus papeles, y además de acuerdo con su edad. Tanto A propósito de Schimdt, como Cuando menos te lo esperas o Infiltrados nos muestran a un Jack totalmente distinto en cada una de ellas, pero espléndido.
Muchas gracias, conejín, lo tuyo es devoción y lo demás tonterias. ;)

DiegoAlatristeyTenorio dijo...

Un actor que me apasiona por su maestría, naturalidad y oficio a la hora de actuar con una potencia de registros que radica en casi imperceptibles matices. Nicholson parece que no tuviera que actuar, que simplemente le basta con moverse ante la cámara y decir con su voz ronca y demoledora las cosas que tiene que decir para que se haga la magia y así, entre el reconcentrado Jack Torrance de "El resplandor", el mefistofélico seductor Daryl van Horne de "Las brujas de Eastwick" o el impenitente soltero de "Cuando menos te lo esperas", fluye una intensa aunque imperceptible corriente de sinmilitud, como si en realidad el genial Nicholson estuviera prolongando otra faceta de su vida.

A tal punto que cuando alguna vez los paparazzi le siguen cual buitres hasata que lo sacan de quicio o las cámaras de tv lo ubican en primera fila, alentando a sus Lakers (deja los rodajes cuando juega su equipo en casa) me asalta una repentina duda: ¿¿Acaso el arisco e histriónico Jack no estará interpretando otro papel, a una de sus irascibles y al mismo tiempo vulnerables criaturas del celuloide???

Sea lo que sea, con su brutal magnetismo artístico, Nicholson, disciplente, gruñón, envejecido sin imposturas ni afectaciones innecesarias, nos ha ido acomodando a la idea de que todos compartimos algo de esa rabieta metafísica, de esa atrabiliaria maldad y tozudez que burbujea en el corazón de sus personajes, tan libérrimos en su complejidad, escorados casi siempre hacia todo lo políticamente incorrecto y al mismo tiempo tan llenos de humanidad.

Ojalá que nos dure mucho tiempo.

alicia dijo...

Amén, JR, ojalá nos dure y siga eligiendo tan bien como hace últimamente, y siga tan auténtico, sin un sólo retoque, pero tan a gusto consigo mismo que da envídia.

Laura Hunt dijo...

Me uno a vosotros en el deseo de que Jack nos dure mucho y siga regalándonos interpretaciones tan buenas como hasta ahora. Es un actor al que mucha gente tacha de excesivamente histriónico y de sobreactuar en muchas de sus interpretaciones, pero lo cierto es que, cuando el personaje lo requiere, sabe estar perfectamente contenido.

Uno de los grandes.

J.Álvarez dijo...

Para mí fue un alegrón verlo en Infiltrados... finalmente recuperado, tras varios papeles en los q no m acababa d gustar... Es uno de los grandes, sin duda!

alicia dijo...

Bienvenido,J., y saludos al bastión.
Jack estaba espléndido en Infiltrados (memorable la escena del cine porno), y es una lástima que al final le haya quitado la candidatura Mark Whalberg. Pero si -como parece- Scorsese va a filmar la trilogía, y además con Robert de Niro, el enfrentamiento Bobby y Jack puede ser antológico

 
Copyright 2009 LA LINTERNA MÁGICA. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy